El Mito Masónico de Hiram, la clave del Nuevo Orden Mundial #1

10 views
Skip to first unread message

SECRETO MASONICO

unread,
Nov 27, 2022, 5:21:47 PM11/27/22
to SECRETO MASONICO
El Mito Masónico de Hiram, la clave del Nuevo Orden Mundial #1
Hay algo que une a los líderes que forjaron el Mundo que hoy   vivimos y es el Mito Masónico de Hiram , por sólo poner un ejemplo George Washington seguro meditó a profundidad acerca del Mito Masónico de Hiram, lo mismo otros tantos líderes políticos del pasado , como del presente, y sin duda muchos líderes políticos del futuro alguna vez estudiaran a profundidad el Mito Masónico de Hiram Abiff, sin duda el centro del Mito es referente al peligro que implica un desorden político , religioso o social , y la necesidad de poner en orden ese desorden , y más aún mejor prevenirlo.
Claro que el mensaje del Mito Masónico de Hiram, está repleto de mensajes subliminales , que van e impactan en la psique profunda de quien experimenta el paso por la exaltación  al sublime grado de maestro masón; posteriormente durante los grados masónicos  del 4º al 33º, se gravita en temas alusivos a Hiram, a la política y al ejercicio de la religión.    
Durante su recepción al grado de Maestro, el aspirante ve una escena que se desarrolla y escucha un discurso impuesto así por cientos de años . Sin embargo, una lectura iniciática y ya no alegórica del asesinato de Hiram no revela nada  aparentemente fuera de lo común . Por el contrario, la gran figura del Maestro nos invita a definir nuestro camino, el que conduce al Templo edificado, sería un interesante relato , no muy diferente o nada diferente a la de la pasión de Cristo.
Todas las culturas, corrientes de pensamiento, generalmente tienen una figura mítica que sustenta histórica o simbólicamente su existencia: Moisés, Confucio, Jesús, Mahoma, Buda, Quetzalcóatl , etc.
La masonería tiene la suya propia: Hiram. Después de las etapas preparatorias de los grados de Aprendiz y Compañero, la leyenda de Hiram se entrega al nuevo Maestro junto con su grado, que se supone que contiene la plenitud de la Masonería.
Hiram es ampliamente conocido en los círculos del Ocultismo . Es una figura común a todos los masones del Mundo . Incluso ha ocupado su lugar en la literatura secular, por ejemplo con “La leyenda de Hiram” del francmasón Ocultista  Gérard de Nerval, por citar sólo una de las mejores referencias, donde Gérard Nerval trata de vincular a Hiram Abiff con Lucifer.
No era la primera vez que alguien vincula e el Maestre Hiram con Lucifer , y antes  Ambelain se volcaba en promover y apoyar esta leyenda «hirámico-luciferina» de Nerval, pues ya lo había hecho en 1945 en su libro «Dans l’ombre des Cathédrales», que mereció una reprobación por parte del último gran esoterista y/o metafísico de Occidente, René Guénon, a la que, evidentemente ningún caso hizo Ambelain. Esta difusión de la versión «hirámico-luciferina» de Nerval por parte de Ambelain es muy conocida entre los masones contemporáneos que han leído su obra… ¿Pero cuántos han leído el relato íntegro de Nerval para poder juzgar sobre su validez esotérica…?
Pero, al mismo tiempo, Hiram no es muy conocido. El personaje se menciona anecdóticamente en la Biblia. Nada en la historia científica le atribuye obra notable, grandes hazañas o enseñanza alguna. Probablemente por eso, a falta de toda certeza, a veces le prestamos un cierto número de rasgos de personalidad, cualidades, defectos, de los que debemos ser conscientes de que no tienen legitimidad fáctica o intelectual.
En el vocabulario de la lingüística moderna masónica , Hiram es un significante alegórico , es decir, una palabra, un signo, que remite a un significado, es decir, un significado.
Hiram no es tanto una persona histórica , es a lo sumo un personaje de leyenda, es decir, una figura ficticia que existe sólo dentro de los límites de lo que su autor le asigna ser. Porque un texto debe ser interpretado, no desde el punto de vista de los personajes que representa, sino desde el punto de vista de su autor, aquí la Masonería, que utiliza símbolos en el ritual para hacer oír lo que tiene que decirnos.
Pero , pensemos un momento, que el presidente George Washington fundó los Estados Unidos, creó  la Nación más poderosa de la Historia del planeta , inspirado en la Masonería y por ende en un mito ocultista como el de Hiram Abiff, y posteriormente al día de hoy inspira a la Creación de un Nuevo Orden Mundial al estilo Masónico.  
En Masonería, Hiram es por lo tanto un símbolo político, una figura alegórica del ocultismo , un ente de ficción  que ha venido determinado e influyendo la vida de millones de seres humanos a través de los siglos y de los que vendrán a futuro , es decir, Hiram es una figura estilizada que se supone, por convención, para dar cuenta de algo que tiene sentido dentro de la cultura masónica (un valor, un patrón de pensamiento, un comportamiento típico, etc.).
Hablamos de la Biblia y la literatura. Pero, para un masón, ¿dónde podrá encontrar a Hiram? En ningún libro de esos que pueblan las librerías en la sección "esoterismo", o entre la sección "religiones" y la sección "desarrollo personal" se habla de esa figura de Hiram para ser tomada como modelo de vida , el Hiram es exclusivo de las logias masónicas. Se invita al  masón a buscar a Hiram en los textos donde se dice Masonería, pero en su primera forma, es a buscarlo en las liturgias y sus rituales.
En una primera parte del ritual, al inicio de la ceremonia de exaltación a la Maestría, durante la presentación de la situación de duelo al destinatario por parte del V∴M∴, se nos habla de Hiram: El Rey de Tiro envió al Rey Salomón al Maestre Hiram Abiff para que dirigiera las obras del Templo dedicado a jehová.
Nos entramos gracias a la Liturgia del Tercer grado y de otras literaturas masónicas que Hiram Abiff fue “un gran arquitecto […] que habría sido el precursor de la masonería operativa, que conocía del arte de la construcción del Antiguo Egipto  ”.
Asi,“Hiram Abiff, famoso arquitecto, herrero  y escultor, fue enviado a Salomón por Hiram, rey de Tiro, para dirigir las obras del Templo de Jerusalén”.
Tenía "un número considerable de trabajadores" bajo sus órdenes.
Los divide en tres categorías: Aprendices, Compañeros, Maestros.
Les indica, para hacerse reconocer, palabras, signos y toques ( "Los mismos que usamos hoy", dice el catecismo del Maestro Masón ).
Inspecciona el trabajo todas las noches después de que los trabajadores se han retirado.
En la segunda parte de la recepción de la exaltación , somos testigos de la escena del asesinato, pero a Hiram solo se le permiten cinco líneas en total y nada más .
En una segunda parte, asistimos a la acción del asesinato, desde el encuentro con los malos Compañeros hasta la recuperación del cuerpo sin vida de  Hiram por parte de los Maestros. Aquí, vemos y escuchamos a Hiram. Pero tiene en total cinco respuestas, ninguna de las cuales excede dos líneas, que comprenden solo tres afirmaciones significativas.
A los malos Compañeros que aguardan al acecho les pregunta : “¿Qué queréis?  Ellos responden pretender saber la Palabra Sagrada»
A petición del primer Compañero, que quiere arrebatarle las palabras, el signo y el toque de Maestro: no puedo darla sin la presencia del Rey Salomón y del Rey de Tiro" así que los daré cuando así lo decida el Consejo de Maestros". Entonces, ante la insistencia del Compañero: “¡No! Esperaréis la reunión de los Maestros”.
A petición del segundo Compañero: "Seréis recibidos entre los Maestros cuando se honren la traición y el crimen".
Al tercer Compañero: “Prefiero la muerte que violar el secreto que me ha sido confiado. Puedes matarme, no me harás traicionar mi juramento”.
Entonces Hiram muere.
En una tercera y última parte, tras el levantamiento del cuerpo sin vida  de Hiram y el mandato: "La Carne se desprende de los Huesos", en el que sentimos crecer una especie de impaciencia, el V∴M∴ indica: " Ha llegado el momento de explicaros la enseñanza moral de la leyenda de Hiram en la que se reconocen todos los Maestros".
Entonces, el V∴M∴, un poco como una voz en apagada por el dolor , nos dice que Hiram fue:
un hombre justo, apegado a su deber;
un gran trabajador, poderoso artista, hábil y sabio organizador que sobrevive en sus obras;
que estaba dispuesto a cualquier sacrificio antes que cometer cobardía o faltar a su deber.
Estamos tentados, para completar nuestra investigación, de ir al discurso del Orador, que es siempre una parte importante de los rituales. Pero ahí, sorpresa: ni una palabra sobre Hiram, el tema arranca después del asesinato y evoca, sin nombrarlo como tal, ahí pensamos que Hiram ya es el Nuevo Maestro Masón.
Esto es todo lo que tenemos sobre Hiram en el corpus masónico.
Hiram, figura alegórica de alto valor moral: se nos explica que alinear la realidad con un ideal. Puede ser frágil y peligroso.
Lo que llama la atención en este inventario es su delgadez de la trama , la brevedad en lo que se pone en escena toda la Esencia de la Masonería. ¿La figura central de la Masonería se resumiría en tan poco? Y es cuando entendemos que a los masones del pasado les pareció tan resumido todo el drama masónico de la maestría,  que lo desarrollaron o trataron de desarrollar en los grados filosóficos del 4º al 33º y es cuando nos preguntamos hoy 24 de noviembre de 2022 si tendieran éxito o fracasaron .
Afortunadamente, el ritual nos tranquiliza, en particular por la fuerza del tema sobre Hiram porque, como hemos visto, hay una lección moral en la leyenda de Hiram, que vamos a explicar.
Hiram es un hombre un sentido del deber (la palabra se cita dos o tres veces) hasta el punto de sacrificarse antes que fallar, un gran trabajador que deja un trabajo que le sobrevive. En definitiva, un carácter perfecto, erigido como el ideal del masón y del hombre en su más alto nivel. Y, por supuesto, la enseñanza moral es invitarnos a unirnos a este ideal.
El destinatario puede preguntarse si está moral que habla la masonería  es la misma trama moral que está incluida  en la hagiografía del camarada Stalin o en La Imitación De Cristo de  Tomas A Kempis...
 Y es que hablar de Moral es tan vago , y la Moral Masónica , entendemos seria la misma o semejante a la que presenta cualquier libro de Ética y Moral que encontramos en la sección de libros y revistas de cualquier supermercado del mundo.
En todo caso, estamos en la moral idealista, en el dualismo entre una imagen pura e incontestable y una realidad imperfecta, con un programa a seguir: alinear la realidad con el ideal. Sin embargo, sabemos, lo hemos experimentado, cuán frágil y peligroso es este dualismo.
Es frágil porque este proceso de alineamiento artificial está siempre a punto de romperse al primer soplo de viento que arrasa con las resoluciones virtuosas.
Es peligroso porque, si es necesario, cuando la realidad está equivocada, se la fuerza al esquema del ideal, a costa de un daño considerable.
¿Podría ser esto Masonería? ¡Que se dude! Así que volvamos al texto.
Hiram, figura iniciática: la escena del crimen tiene una fuerza que no tiene el discurso que la rodea. Cuatro características lo demuestran
Cuando examinamos detenidamente el texto, podemos observar que tiene dos niveles: lo que dice el ritual y lo que muestra el ritual.
Lo que el ritual "dice" es este discurso impersonal –llevado a lo sagrado  -ritual  que nos describe quién era Hiram, cuáles eran sus cualidades, y que nos explica cuál es la enseñanza moral que resulta de él para nosotros.
Lo curioso es que las clases de civismo, ética  y moral al menos en México  son para adolescentes y niños, se dan en las escuelas , pero ¿clases de Moral y Ética para mayores de edad en una Logia Masónica? Eso al menos suena curioso . Pero en lo personal yo Orlando Galindo “Alcoseri” si sentí un cambio de actitud favorable  tanto a mi familia, como a la sociedad luego de haber sido iniciado y posteriormente haber obtenido el sublime grado de maestro masón, y eso que cuando fui exaltado tenía 33 años aproximadamente .  
Lo que el ritual “muestra” es el papel representado, en el que se nos presenta una situación, una pequeña escena dramatúrgica que se desarrolla ante nosotros. Allí, sin discurso de pantalla, sin “explicación”, tenemos acceso directo a algo y por lo tanto la libertad de interpretarlo.
Por supuesto, nos damos cuenta de que el papel desempeñado tiene una fuerza inmediata que no tiene la prédica impersonal que lo rodea. Podemos verlo como un foco, una forma de dirigir nuestra atención, de sugerirnos: “¡Esto es lo que debemos ver! ".
Así que eso es en lo que nos vamos a centrar: lo que muestra el ritual. ¿Qué vemos allí?
Hiram primero imagina la Paradoja o dificultad lógica insuperable de los malos Compañeros.
Los malos compañeros son lo que se llama en México “Albañiles de Media Cuchara” que quieren convertirse en maestros o maistros  albañiles, esto es una elevada ambición, todos sabemos que un albañil de media cuchara , no logra llegar a Maistro albañil solo porque se le ocurre, en México un maistro albañil sabe más que un ingeniero o un arquitecto ,aunque lo obtuvo de manera empírica; algo parecido pasa en Masonería a cientos de masones los exaltan a maestros masones y no saben ni vestir una Logia , y luego los vez comprando en Internet  en Mercado Libre el grado 33º , para llegar a concretar la Maestría Masónica se requieren años y años , de trabajo  y estudio luego de la exaltación .
Alcoseri
0 comentarios


Vick Alcoseri
3 d
  ·
Compartido con: Público
Reply all
Reply to author
Forward
0 new messages