CARTA ABIERTA A LA ARGENTINA, enviada por email al PJ, UCR y Coalición Cívica (17 de noviembre de 2010)

1 view
Skip to first unread message

monpox

unread,
Jan 22, 2011, 6:38:14 PM1/22/11
to LA REVOLUCION PACIFICA
CARTA ABIERTA A LA ARGENTINA, enviada por email al PJ, UCR y Coalición
Cívica (17 de noviembre de 2010)

Estimados,

Hace muchos meses que medito sobre el futuro para ofrecerles unas
palabras de reflexión.

Muchos no poseen el freno automático de la cautela (tal es mi caso)
aunque son los que reconocen que un exceso de cautela lleva a una
completa incomprehensión en cualquiera sea el caso (la lectura,
actitud, pensamiento, etc.), pues en la interpretación se hace
necesario el atrevimiento y el coraje.
Las ideas no pueden entenderse sin un grado de simpatía para con la
visión de sus autores; ser antipático es estar dominado por la
negación y su síntoma crónico más evidente es la impaciencia, por
consiguiente la irritación fácil y la falta de capacidad de germinar
equilibrio y/o tranquilidad. En el ‘ser’ antipático la imparcialidad
es el enemigo, la percepción negativa es susceptible (exceso de
sensibilidad), el ánimo es volátil y la ira es adicción.
Por otro lado el coraje y el atrevimiento son necesarios hasta la vaga
advertencia de una buena o mala interpretación, sea en el ámbito
intelectual o el de las relaciones sociales; al fin de cuentas la
lectura correcta o incorrecta condiciona el resultado (conclusión o
desenlace).
Las reacciones son un aspecto ambiguo pues las mismas provienen del
motor de las entrañas que escupe la superficialidad de lo que no te
gusta, no quieres, no deseas, a su vez desprecias y no aceptas, la
reacción es un fastidio a nuevos aportes.

No condenen este (mi) esfuerzo por considerarlo meramente
‘filosófico’ (a muchos no les interesa la Filosofía y la vapulean
descartando su análisis metafísico) pues mi profundo deseo es que
estos partidos políticos (y país) trasciendan el pensamiento y lo
demuestren con sana convicción.

Muchos individuos pueden creer que otros no se molestan en
responderles cuando tal vez no obtienen respuesta porque otros se
dominan en no hacerlo por miedo a las malas interpretaciones por parte
de aquél que espera una respuesta (mientras demuestra una frágil
sensibilidad). Como seres humanos aún no logramos recomponer esas
grietas que confunden y dividen. Cuando una persona ‘despierta’ la
sensibilidad de lo divino y sagrado interior, debe internarse en la
soledad de ese terreno tabú, de manera muy similar sucede con una
sociedad (proverbio: el clavo que sobresale al resto es el primero en
ser golpeado). El sonambulismo exterior percibirá ese ‘despertar’ como
flotando o hasta persuasivo pues para muchos la iluminación es un
anatema para los iluminados, esto es un pecado por venerar su propio
anatema de semi o completa oscuridad que no es más que la repetición
de consideraciones negativas mundanas (no les gusta admitir que se
sienten incómodos ante la relación de los fenómenos que motivan la
curiosidad de cuestionar su propia realidad o modo de ver la misma);
su antipatía les exigirá reexaminar sus alusiones, y entre las
principales reside el error de creer que la Religión es una
consecuencia de la Política (o Poder Político), esta es una
insistencia de manipuladores escépticos (creyentes de creencias
condicionadas a la fuerza del entrenamiento). La Religión, la
Filosofía y la Ciencia no son consecuencias de la Política pues todas
se complementan y en las Artes se manifiesta esta verdad. Sin una
apreciación general de todas las disciplinas la interpretación del
conocimiento termina siendo básico o orientado a las leyes humanas
(las palabras serán ininteligibles para el denominador común de las
personas y los sentidos), esto debe tenerse en cuenta con la máxima
seriedad y no como obra casual de la frivolidad. El Mito y la Realidad
se fusionan y entenderlo permite una transparente observación que
fascina la ingeniería de la fantasía.
Un país muy rico en sentido material no revitaliza pues su riqueza no
es vida y su espiritualidad es pobre; el pobre es digno de la riqueza
espiritual pues una idiosincrasia arruinada y superpoblada de
insanidad (codicia, avaricia, envidia, lujuria) estalla sus costuras
rivalizando con la evolución. Al final la ‘fama’ de una sociedad ataca
el mismo centro (núcleo) de la cultura.

La sanidad es la que alimenta el germinar de las ideas de vanguardia y
éstas son las que conquistan; Argentina siempre ha sido una región de
ideas, un crisol de vanguardistas, veánlo.

Puede que con la corrupción del neoliberalismo el Mundo haya tropezado
en ruínas, pero hoy, por primera vez en nuestra historia, podemos
abiertamente sentir que somos nativos, nativos de esta región y de
esta Tierra; les recuerdo que los nativos no dan la espalda sino que
abren los brazos o exponen la otra mejilla, su lucha es para ‘todos’.
Es nuestra responsabilidad no seguir permitiendo un país (y un
Planeta) tan atestado y súcio que apenas podamos reconocerlo en un
futuro próximo donde el recuerdo de nuestros ancestros (bisabuelos y
abuelos) nos parezca digno de otra Era. Reconocer pruebas sólidas
convence a favor de nuevos cambios, pues ambas cosas están
relacionadas. Necesitamos señales físicas, tangibles, convencibles,
que puedan medirse, y la realidad es una contundente prueba de
‘primera magnitud’ que hasta el más escéptico tiene que ceder. La
‘consciencia’ es una majestuosa presencia, inspira estupor y un
sentimiento de misterio. Los vanguardistas contemplan una visión
espléndida, prefieren perder horas de sueño para madrugar y ayudar a
despertar a la sociedad con el Sol Naciente o del próximo amanecer.
Hoy nos encontramos en el momento y el lugar maravillosos, para el
encuentro propicio, el que divide la luz de la oscuridad. Muchos creen
estar mudos pero su interior alberga inmensas cantidades de ideas y
palabras (sus textos son jeroglíficos). Ante la escencia de las sanas
ideas debemos inclinar las cabezas al unísono, eso forzará la balanza
asegurándonos que la debilidad del humano no sufra muchas más
agresiones, basta de convertir su capacidad en supuestas fragilidades
que no posee.

Recorrer la confusión es incómodo, mientras tanto la consciencia es un
pasadizo eternamente ascendente que está cubierto por verdades
labradas (esculpidas), y la ‘verdad’ está tan bien conservada que es
difícil creer que haya sido diseñada hace miles de millones de años
luz, aún estimulando el placentero estado de bienestar.
El problema común de la humanidad (gobernantes) es que los supuestos
‘expertos’ con frecuencia e insistencia no dejan que otros hablen por
si mismos, pasan interminables siglos rechazando el mundo exterior y
envuelven su propio contenido en fino lino mientras se interesan
solamente por su bienestar íntimo. Estas últimas décadas de
discusiones ideológicas políticas y sindicales han hecho parecer su
contenido en residuo, su tratamiento han reducido a las ideologías al
estado de un material aburrido, que con gusto es dejado en manos de
los ‘expertos’ y de ese modo la originalidad ha quedado oscurecida (y
su profunda fé en el destino de ultratumba). Atacar y contradecir es
un pasatiempo, exagerarlo es caricaturesco, les recuerdo que mientras
tanto, el ritual de conscientizar es complejo (lo que a su lado las
banalidades parecen sencillas) y ‘todos’ ustedes no cooperan (o son
expertos en no ayudar o a boicotear).

Para la consciencia hay una sola salida a esta situación de
decadencia, y es encontrar la mejor traducción disponible de la
realidad, los engaños y las mentiras, pues los rituales de la
ignorancia son monumentalmente básicos.

Busquemos en consenso rechazar modelos de empresarios que se quejen
todos los santos días de tener empleados, sindicatos administrados por
ineptos y empleados públicos jerárquicos carentes de valores que
necesitamos, paremos la corrupción. Meditación, paciencia, disciplina,
sabiduría, responsabilidad, reflexión, introspección, autocrítica,
solidaridad, generosidad, diligencia, inteligencia y por sobre todas
las cosas, negar la competencia pues esta pisotea el jardin de la paz
y la armonía, el respeto y la educación (es el camino a la sinceridad
y honestidad); competir no es Unión pues competir genera diferencias,
podemos mejor empezar a interactuar? a compensar en equilibrio? nadie
es tan rico que no le falte nada y nadie es tan pobre que no le sobre
algo, podemos por una vez empezar a COINCIDIR? (TODOS!)

Cordialmente,

js.

pd: no somos una Nación, somos una Naciente! las fronteras son
imaginarias, no necesitamos únicamente a las Naciones Unidas (UN,
United Nations), necesitamos también a la Unión Cultural (UC, United
Cultures) y Unión Natural (United Nature).
Reply all
Reply to author
Forward
0 new messages