CARTA ABIERTA A LA ARGENTINA, enviada por email al PJ, UCR y Coalición Cívica (16 de enero de 2011)

2 views
Skip to first unread message

monpox

unread,
Jan 22, 2011, 6:39:28 PM1/22/11
to LA REVOLUCION PACIFICA
CARTA ABIERTA A LA ARGENTINA, enviada por email al PJ, UCR y Coalición
Cívica (16 de enero de 2011)

Título: Dios no es invisible, los humanos estamos ciegos…

Sin preámbulos,

La mentira no es nada más que ignorar la verdad, así como el odio, es
la enfermedad del corazón. La negatividad es la construcción de la
própia prisión. Debemos aprender a dominar las circunstancias en vez
de continuar a ser víctimas de ellas; la idiotez que manifiesta la
inducción subliminal en la mídia, provoca dolor, sufrimiento y muerte,
más que cualquier guerra. La capacidad cultural de una sociedad
refleja el nivel de su estúpidez, y por consiguiente, el de sus medios
de comunicación. La intolerancia espiritual e intelectual es la
semilla de la ignorancia social, pues el idiota se siente confortable
en una sociedad de mierda.

El ser apático se manifiesta políticamente en público. En la Era de la
comunicación el mediocre se cree dueño de la iluminación, su
manifestación es vulgar, y su pensamiento rutinário pertenece a
órdenes supuestamente superiores. Las opiniones televisivas y radiales
son tan fugaces como una leyenda de sarcófago, esconden que América
del Sur asciende en decadencia, siendo una mona se peina y se
maquilla, mientras del otro lado del espejo está África. Las
sociedades tienen los presidentes que se merecen, los gobernantes que
se merecen, los empresários que se merecen, los vecinos que se
merecen, las familias que se merecen, porque cada uno se considera
perfecto. Nos convertimos en lo que criticamos a diario, y muchos
blasfeman más veces en el día de lo que piensan, su materia gris es
proporcional al valor de su peso en oro; muchos se creen tan
superiores que les aplasta el techo del Universo, creen en su bandera
pero son daltónicos de espíritu. La apariencia de una sociedad trae a
la superficie el fruto de sus errores, su aspecto visual nunca será el
reflejo de sus aciertos mientras su estilo de vida se basa en el
engaño y la corrupción de los valores morales.

Una sociedad enferma e insana se mide según la ocupación de sus
hospitales y hospicios, si estos están repletos, significa que la
cultura está podrida y el respeto por la vida está ausente. En nombre
de la civilización fué creado un sistema corrupto para conservar la
esclavitud de todo lo existente; aquellos que fomentan la ignominia
buscan para toda la sociedad, un estado de ignorancia y depresión. El
discurso que crean los ganadores para no tener de qué arrepentirse, es
el mismo que dibuja las razones que afirman de que los perdedores no
tienen de qué quejarse; buscan legitimar que haya pocos propietários y
muchas posesiones, pocos desarrollados y muchos esclavizados; y de los
pocos cada vez menos, mientras que de los muchos cada vez más.

El sistema que nos otorgaron unos pocos idiotas, en su infinita
generosidad, es el derecho y la libertad de únicamente aceptar sus
doctrinas, o sea, quien no consume vive de la fantasía de consumo. Yá
casi no quedan los escombros del muro de Berlín, pero son cada vez más
altos los que dividen los pobres de los ricos (a su vez, los
codiciosos de los aváros, ambos en sintonía con el consumo, aspirando
a la lujúria).

El supuesto Orden Internacional promovido por las Naciones
Negligentes, es un despilfarro de inteligencia, predican la Justicia
alimentando la Injusticia pues de ella dependen, su industria es la de
Phobos y Deimos, Pólemos y Eros. Promueven la fabricación de armas y
municiones en los países desarrollados, mientras cobran su precio en
drogas (y prostitución) que son cultivadas en las regiones pobres,
incentivadas con su financiación y predicadas con sus propuestas
ideológicas. En fin, las armas, producto de los idiotas, y las drogas,
producto de los idiotizados. La gravedad de la situación representa el
nivel de psicopatía en la cúpula del Poder. Coincidieron todos durante
toda su existencia en una sóla causa, pensar, razonar y actúar como
unos completos idiotas, mediocres y vulgares, afirmando una cultura de
intercambio desigual en un modelo económico que se basa en la
corrupción y el estupro a la naturaleza. Le han puesto precio hasta al
hambre y la miséria; nos han gobernado por siglos la debilidad de los
débiles, y eso es motivo suficiente de burla, lástima y/o rencor. Los
hijos de la violación están llenos de violencia, pero sin una gota de
miedo. Aquellos que creen ser propietários de “todo” están perdidos,
yá no son dueños ni de si mismos, pertenecen a un sistema. Su sombra
es la consciencia, pues en su supuesta luz no pueden permitirse otra
pasión que la de creer en su idiota ignorancia, que se ha convertido
en rutina.

Sacrificaron su derecho a ser inteligentes y respetados, en el mismo
momento que aceptaron una ideología, dejando consumirse en la doctrina
que nos perjudica a todos y al “Todo”. Las ceremonias de autoelogio
son obscenas, pues celebran el egoísmo, el egocentrismo y la vanidad,
también la dignidad de los oprimidos. No son capaces de denunciar ni
su própia conquista, su cobardía reside en el principio de separar y
destruír.

El deseo liberal no es nada más que acostumbrarse a olvidar lo que se
merece memória, y recordar lo que se merece estampar en el olvido. Sus
motivos son mutilar la plenitud y descuartizar la integridad; su
coartada es jamás decir lo que hacen, ni hacer lo que dicen o que
prometen con palabras. Los liberales siempre se esconden en la
actuación, no logran ocultar jamás que son buenos actores pero
“horribles” mentirosos. Los corrompidos siempre hablan el viejo idioma
de los antepasados ideológicos, para ellos, el futuro siempre
pertenecerá a pocos; su fin, es que el futuro, no sea de nadie, ni
siquiera de Dios, el Creador o Gran Abuelo (o quién quiera que sea).
Sus corazones no se compadecen por los millones que son pasados por
encima, pisados por los costados, y por delante y por detrás,
encuentran placer mientras siendo verdugos, llaman verdugos a sus
víctimas. Encienden a sus víctimas en la hoguera mientras se
satisfacen denominándolas de “herejes” o “anarquistas”, prefiero que
me digan “inadaptado”, pues no es saludable estar acostumbrado a vivir
en una sociedad enferma.

El sistema que desprecia la vida, desprecia lo que ignora. Ignoran que
llueve muerte desde el cielo, que se derrama sangre y sufrimiento en
la tierra, que se convierten los ríos en cloacas, los mares en
basureros y las selvas en desiertos; los síntomas anúncian que el
Planeta está muriendo, y que nuestras almas están evenenadas. Estamos
todos contaminados, nos comportamos como una sociedad chiquera, y el
diminuto punto que representamos en el Universo, demuestra síntomas
crónicos de una severa alteración de la salud. El capitalismo es como
el Coliseo, un legado de otra época, no pertenece al mañana, no
debería pertenecer al ahora.

El sistema que rige con la corrupción y que fomenta el sentimiento de
tradición militar, lleva siglos sin lavarse. La hoguera que fermenta
el dolor, el odio y la muerte, sigue goteando fuerza avivada desde el
centro de la maldad. Nuestro Planeta se ha convertido en un Mundo
pequeño y humillado, siendo hoy muy difícil recordar que no somos
dueños de la Tierra, nosotros pertenecemos a ella, y así será por
siempre. “Algo” nos cuida y nosotros debemos cuidar a ese “algo”, que
se manifiesta en todo lo que sentimos, vemos y tocamos. Comprar y
vender, es una estúpidez; la materia prima de la cual obtenemos
nuestros productos, pertenece a algo más, superior, y más elevado que
un simple grupo de idiotas e ignorantes que no logran reconocer que la
placenta del recién nacido yace en la trinidad de la tierra, el aire y
el agua.

La gente, hecha de respeto y educación, hace la honestidad y la
sinceridad. La gente, creada de la lujúria y la corrupción, hace la
codicia y la vanidad, alimentan el vicio, la holgazanería, el
adultério sin consentimiento y el mal ejemplo. Conquistan y pierden el
botín como piratas, en juegos de azar, y la alucinación financiada con
el alcohól y las drogas. Se reparten las ganacias en un círculo
vicioso y macabro, de entre piratas y piratas, atiborrados de
comportamientos vulgares y fétidos, escondidos trás las máscaras y los
suaves gestos, algunos simulan buena educación mientras en la
intimidad despotrican contra la verdad a carcajadas, y con bajezas.
Son diestros en maldad, su cobardía se oculta entre mercenários a
sueldo o clubes privados, la porquería VIP. Próximo ha de venir el
momento en que han de rendir cuentas, pronto pagarán por su herejía.
Antes del castigo, hemos de escuchar de sus bocas la confesión, de su
simpatía con el Diablo y los Demonios.

Sin duda alguna, a alguién le dá pesar habernos creado, pues no hay
explicación posible para entender que siempre haya vidas inocentes
clamando para que no las castiguemos, con hambre, o falta de agua y
trabajo. Aquellos que andan bien vestidos y orgullosos de sus
ganancias, en realidad son los que vagan por el mundo desnudos y
perdidos. Si me viera obligado a escupir por cada vez que nombran a un
corrupto e idiota, en menos de un minuto me deshidrataría.

Es una humillación celebrar guerras, derramamientos de sangre e
invasiones, hoy todos sabemos quiénes son los infieles, justamente son
los que no poseen brillo del aura. Ver tanta riqueza natural
derrochada, causa mucha lesión en el cerébro. Basta de estar obligados
a repetir de memória los mismos errores, venerar con mayor devoción a
los símbolos satánicos, masones y cabalísticos, llenos de
parafernalia. Escudos y siglas, banderas y colores, lemas y números,
fechas y dioses; confunden al corazón con el estómago, el cerébro con
el intestino, la garganta con el recto y la boca con el ano. Ofrecen
sacrificios para atraer más enemigos, sin asumir que ellos son sus
própios enemigos. Rinden homenaje a fuerzas oscuras mientras sus ojos
brillan como el excremento. Se reconocen entre ellos pues adoran su
própia fetidez, su fecundación no es vida, es muerte; su profundo
propósito es que los puros no renazcan, huyen del castigo negando la
confesión.

Es ridículo obedecer a un semejante o reconocer privilegio alguno
asociado al dinero, al poder o a la falsa humildad. El que sale mandón
debería automáticamente ser destituído, al menos hasta que recapacite
en su actitud, todos disponemos de la capacidad natural de aprender y
reconocer nuestras cagadas.

Ninguna palabra humana debería resonar más fuerte que la “Verdad”.
Muchos de aquellos que denuncian la Injusticia, son enfermos mentales
que realizan prácticas demoníacas, invocando a la Injusticia Ordinária
que han creado. Es necesário arrancar la enfermedad del cuerpo
enderezando los destinos, pues las voces que retumban en la tierra,
son los gritos y los llantos del Infierno. Ocupan cargos los
responsables e inquisidores de la decadencia, son los mismos que no
prohíben a las costumbres del afano. Desde los más lejanos tiempos
siguen arrojando, a los perros rabiosos, la ignorancia del pueblo,
exactamente lo mismo que hicieron con los antepasados, muchos de ellos
desbordaban amor y respetaban el convenio con las leyes naturales de
la vida. Durante siglos, en la humanidad, reina la supremacía del más
violento e idiota, no el más evolucionado.

En estos precisos momentos, aún existen algunos que se preparan para
el asalto final, celebran victórias al son de las trompetas y
campanas, ignorando lo lento que arderán sus almas y espíritus. Su
fracaso será deambular por la confusión en el Vacío; se desparrama el
dolor de su derrota, y los símbolos de sus tributos serán su
esclavitud; nacen ciegos los que son hechos de la oscuridad.

Incendiamos diariamente tantas fuentes de vida, que podríamos iluminar
todo un Universo. Es increíble darse cuenta que la mayoría de los
culpables por el horror en el mundo, expresan el mismo sentimiento de
huír por las montañas, en túneles y búnkers, reductos de ricos y
escondidos. Les recuerdo que no existe lugar árido, o lejano rincón
que puedan esconderse, el enemigo lo llevan en sus mentes, conspiran
contra ellos mismos, sobre sus espaldas llevan ruínas y sepulturas,
fanatismo.

Hoy sopla un nuevo viento, hablan nuevas ideas, y el fuego viejo se
apaga llorando, mientras una nueva llama sanadora se enciende en cada
uno de nosotros. Los malos maldicen, y el viejo fuego, crepita y
devora los restos de huesos mezclados con cenizas. Esos que maldicen
el cambio son los mismos que aullarán colgados cabeza abajo, de los
pies, mientras sus pieles crujirán quejándose, pues son los mismos que
ambicionan talar los árboles más antiguos, o las flores recién
germinadas. Su memória está muerta, por eso veneran sus própias
caricaturas, se recuerdan en base de sus cagadas pasadas, mientras se
sorprenden al reconocer que palabras sinceras iluminan su corazón.
Sólo debemos curar con un remedio, reconocer que toda vida no es
combustible para quemar, y todo, absolutamente todo, tiene vida; si no
piensa, es fuente de fertilidad.

El desarrollo de pocos individuos es impulsado por la fuerza directa o
indirecta de muchas vidas, con la marginacón y la pobreza multiplican
sus excedentes, disponiendo de abundantes reservas y de brazos
baratos. Usufructúan en nombre del consumo.

Hoy, que exista una contínua migración de legiones de personas,
empujados por el hambre y el afán de una mejor calidad de vida,
movilizándose a esta región/país, es una bendición, pues se mueven al
ritmo de la esperanza, por la igualdad, la libertad, la salud e
inteligencia. Deberíamos promocionar el sentir del orgullo por ser
luchadores natos, peleando sin descanso contra la adversidad, buscando
una mejor educación pública y el crecimiento constante, batallando
contra nosotros mismos. El cambio de rumbo que necesitamos, es el que
sea posible rechazando el “Poder” con el sentimiento de “podemos”.
Nuestro miedo más profundo no es creer que somos inadecuados, sino
saber que somos poderosos más allá de la mesura; es nuestra luz, no
nuestra oscuridad, lo que más nos asusta. No hay nada de iluminación
en hacernos menos con el fin de que otros gobiernos no se sientan
inseguros a nuestro alrededor. Cuando permitimos que nuestra própia
Luz brille, inconscientemente damos la oportunidad a otras sociedades
de hacer lo mismo; conforme nos vamos liberando de nuestros miedos,
nuestra presencia libera a otros automáticamente.

Hoy los animales y seres vivos, ecosistemas, bosques, corrientes,
lagos y ríos no tienen derechos, son propiedad, lo que significa que
pueden ser comprados, vendidos, destruídos, intercambiados,
repartidos, cultivados o divididos; bajo una estructura de ley donde
eres un consumidor y lo demás, bien de consumo o propiedad. Cambiemos.
Las células del cuerpo reaccionan igual que un animal, los animales
carnívoros son temperamentales, solitários, con una tendencia a la
agresividad además de la enfermedad, en cambio los vegetarianos son
saludables, afectivos, altruistas y sociales. Si equilibramos la
alimentación y relajamos la mente, bendecimos cada comida, nuestro
cuerpo responderá, los demás se acostumbrarán, su aceptación se rige
por la estética.

Hay una Cuarta Postura Política y es la Kiñentrürcracia o
Kiñentrürkratos (del mapuche “kiñentrür” / “kiñentrürkëlen”, ser
igual, coincidir; y “krátos”, poder en latin).

Coincidir representa el renacimiento de la historia, es el preámbulo
de esta nueva Era; sociedades sanas, libres y cultas. Sin
oscurantismo, secretismo, genetismo o sectarismo. Algunas respuestas
no son inmediatas y necesitan un abordaje, las divergencias son muchas
y es necesario encontrar las bases con una coincidencia mínima.
Concentración hacia la imparcialidad evitando la aséptica neutralidad,
pues inevitablemente para la imparcialidad es necesario simpatizar con
todas las partes e inclinaciones políticas. No busquen el consenso
para encontrar consentimiento con la persuasión del convencimiento,
sino que la igualdad de criterios se encuentra en la libertad de
expresión; así como el “Poder” corrompe, “Coincidir” enmienda. La
visión vanguardista es posible despojándose de cualquier idolatría
ideológica, disponiendo de un interés de sobrepasar la mera conducta
política de izquierda, centro y/o derecha; también superar al teísmo,
ateísmo o agnósticismo reinante.

Hay una Cuarta Postura Cultural y es la Fënwallke (palabra conjugada
con raíces mapuche; “fen”: semilla y/o fruto; y “wallke” o
“wallkechi”, en todas partes).

La fënwallke es la base que compensa el desequilibrio social (juzga
para el bien y no propone castigo), es un libro que debería escribirse
para invitar a la humanidad a conocer leyes relacionadas con un
comportamiento sano para la felicidad y comprehensión del entorno y su
própia existencia. Es la adaptación de los deseos de igualdad con las
palabras correctas, reunidas con el pensamiento de todas las
religiones o modos de vida, buscando el equilibrio y la salvación
moral de todos los seres vivos, hechando raíces con resultados luego
de su creación como semilla. Unificar critérios morales de todas las
culturas humanas, para la integración y la tolerancia.

Hay una Cuarta Postura Religiosa y es Neweñom (del mapuche “newen”,
fuerza, arma o firme; y “ñom”, manso), traducción, fuerza del manso.

Si hoy no logramos “coincidir” con tolerancia y hermandad entre el
Cristianismo, Budismo, Islamismo, Confucionismo, Bahaísmo, Hinduismo,
Jainismo, Judaísmo, Shintoismo, Sijismo, Samaritanismo, Taoísmo,
Yasidismo, Zoroatrismo, Rastafarismo, y todas las demás creencias o
interpretaciones sean indígenas, aborígenes o tribales buscando la
unidad con el amor y el equilibrio como principio creador, es
preferible la autodestrucción antes que seguir jugando a una realidad
decadente.

Encontramos aquí la identidad del cambio, en la unificación de la
consciencia. El motivo es coincidir para lograr una sana tolerancia y
convivencia, respetando el mundo natural, con el progreso del
pensamiento, y el conocimiento como equilibrio. Una nueva concepción
empieza a gestarse con los intereses colectivos, mientras se consolida
la formación de opiniones y juicios en contra del modelo sociocultural
y económico actual.

• “Simplemente hablar de comida no apaciguará el hambre” (extracto del
libro “El Sutra de Hui-Neng”, budismo-filosofía china)
• “Hay quienes no pueden liberarse de su própia cadena y, sin embargo,
logra liberar a sus amigos” (frase del libro “Así Habló Zarathustra”
F. Nietzsche)
• “Hace más ruído un sólo hombre gritando, que cien mil que están
callados” (José de San Martín)
• “Quiero morir siendo esclavo de los principios, no de los
hombres” (General Emiliano Zapata)
• “Si cultivas legumbres, cosecharás legumbres, y si cultivas melones
cosecharás melones” (provérbio hindú)
• “Lo que sabemos es una gota de agua, lo que ignoramos es un
océano” (Isaac Newton)
• “Todos somos ignorantes, pero no todos ignoramos las mismas
cosas” (Albert Einstein)

Lo poco que pueden todos, depende de lo mucho que algunos anhelan. El
que no cultiva su mente vá derecho a la disgregación de su
personalidad, crecen y mueren como los hongos. Los mediocres no saben
distinguir la luz de la sombra, en su rutina la ignorancia es su
verdugo, pues el ignorante no es curioso. Los rutinários razonan con
la lógica de los demás, no conocen los ideales, pues estos aparecen
cuando la función de pensar alcanza tal desarrollo que la imaginación
se anticipa a la experiencia.

Nos ha recordado José Ingenieros que la base de la tolerancia es
reconocer que cada hombre necesita de su enemigo. Por otro lado yá
decía Ghandi, hace mucho, que la purificación externa se basa en no
causar dolor a otros, ni siquiera con el pensamiento, ni con la
palabra, ni con cualquier acción en referencia a todo lo viviente,
pues los actos de violencia crean amargura en los sobrevivientes y
brutalidad en los destructores.

La No Violencia es el opuesto exacto de ese ojo por ojo, por ojo, por
ojo que a la larga deja ciego a todo el mundo. No es posible
introducirle nuevas ideas a un individuo si se le corta la cabeza; o
infundirle un nuevo espíritu a su corazón clavándole una daga.

La resistencia pacífica es un arma que jamás se oxida y que nadie
puede robar, pues no es una vestimenta que se pone y se saca a
voluntad, su sede se encuentra en el corazón. Es el principio de que
lo que puede hacer uno de nosotros, pueden hacerlo todos los demás.

Con la no violencia es posible resistir exitosamente a secta o
gobierno más poderoso, pues la misma actúa de manera misteriosa, es un
instrumento al alcance de todos: niños, jóvenes, adultos, enfermos o
sanos. Aquellos que cooperan con cualquier acto de humillación no
buscan promover la paz, saben que la revolución no violenta es un
programa que transforma las relaciones humanas, tal, que desemboca en
una transferencia pacífica del poder. La no violencia se predica
practicándola.

El poder a disposición de la persona no violenta es siempre mayor que
el que poseería si fuese violenta. En la no violencia no existe nada
que sea derrota. Nos encontramos en el momento de una encrucijada,
tenemos que elegir entre la ley de la violencia o la ley de la paz,
recordando que la no violencia es la fuerza más grande que tiene la
humanidad a su alcance; es un progreso muy lento pero es el camino más
acertado para la consciencia unificada.

La no violencia es un principio universal que triunfa ante cualquier
adversidad, sea esta crueldad, violencia, ignominia, odio o falsedad.
Adoptar la no violencia obliga a separarse de muchas formas de
explotación, y los que se sienten atraídos deberían unirse al
experimento, según sus dones y sus oportunidades. Renunciar a toda
violencia es el único medio para organizar una federación mundial,
requiere un coraje moral que represente la elevación de la especie. No
hay ninguna valentía mayor que la de negarse hasta el fin a doblar las
rodillas ante un poder absoluto.

Si la Libertad tiene que concretarse, será mediante filas compactas y
un sentimiento de unidad Global, y esta es la más sana aspiración
espiritual que pueda poseer toda la Humanidad.

Cordialmente,

Reivaj “Sassá” Royamotos

——————–

San Lucas (Nuevo Testamento)
18:7 ¿Y acaso Dios no hará justicia a sus escogidos, que claman a él
día y noche? ¿Se tardará en responderles?
8:8 Os digo que pronto les hará justicia. Pero cuando venga el Hijo
del Hombre, ¿hallará fé en la tierra?

Sura 99 (Az-Zalzalah, en el Korán)
1. Cuando sea sacudida la tierra por su terremoto,
2. expulse la tierra su carga
3. y el hombre se pregunte: “¿Qué es lo que le pasa?”,
4. ese día contará sus noticias,
5. según lo que tu Señor le inspire.
6. Ese día los hombres surgirán en grupos, para que se les muestren
sus obras.
7. Quien haya hecho el peso de un átomo de bien, lo verá.
8. Y quien haya hecho el peso de un átomo de mal, lo verá.

Las Nueve Cualidades (Analectas, Confucio)
Tzu Chang preguntó entonces:
-¿Cuáles son las cuatro peores cosas?
El Maestro dijo:
-La crueldad. Dejar al pueblo en su natural ignorancia, y condenarlo a
muerte por obrar mal. La Opresión, obligarle a cumplir inmediatamente
sus mandatos sin previo aviso. La inhumanidad. Dar órdenes vagamente y
exigir un cumplimiento exacto. La Mezquindad. Regatear al conceder
recompensas a los que son dignos de ellas.

La Nobleza Espiritual (Analectas, Confucio)
Tzu Kung preguntó acerca del más elevado tipo de hombre.
El Maestro respondió:
- El más elevado tipo de hombre es el del que obra antes de hablar, y
profesa solamente lo que practica.

La Virtud Moral (Analectas, Confucio)
El hombre de virtud moral, deseando estar firme, reparte firmeza a los
demás; deseando él mismo ser iluminado, iluminará a los demás.

Tzu Kung dijo:
- Las faltas de un hombre sábio y bueno son como los eclipses del Sol
y de la Luna: Todos ven el fracaso de éste, pero cuando lo rectifica,
todos le miran con respeto.
Reply all
Reply to author
Forward
0 new messages