Padre Melvin - 16 de marzo de 2015

23 views
Skip to first unread message

Marta Young

unread,
Mar 23, 2015, 9:45:15 AM3/23/15
to el-cielo-...@googlegroups.com

The Rev. Fr. Melvin Doucette, African Missionary/ 1704 Palmer Road, RR 2

Tignish, PE (Prince Edward Island) COB 2BO / CANADÁ

Tel: 902-882-2004 / E-mail: melvin.doucette@bellaliant.net.

 

PADRE MELVIN DOUCETTE

 

Lunes 16 de marzo de 2015                                                                       

 

“Parábola del Fariseo y el Publicano.”

 

(Lectura del Evangelio de San Lucas 18: 9-14)

 

“Dijo también esta parábola a algunos que presumían de hombres justos y despreciaban a los demás: -‘Dos hombres subieron al templo a orar: el uno fariseo y el otro publicano.  El fariseo, de pie, oraba para sí de esta manera: ¡Oh Dios!, te doy gracias porque no soy como los demás hombres: ladrones, injustos, adúlteros, ni tampoco como ese publicano.  Ayuno dos veces por semana, pago el diezmo de todo cuanto poseo.  El publicano, en cambio, manteniéndose a distancia, no osaba siquiera alzar los ojos al cielo, sino que se golpeaba el pecho, diciendo. ¡Oh Dios, ten piedad de este pecador!  Os digo que éste bajó a su casa justificado, y no aquél;  porque el que se ensalza será humillado, y el que se humilla será ensalzado’.”

 

Queridos amigos:

Agradezco a todos los que me han ayudado y sigo rezando por todos vosotros.

 

(A continuación encontraréis el mensaje de Nuestro Señor y Salvador, entregado al Padre Melvin.   Jesús le habló con estas palabras:)

“Sed humildes, Mi hermano Melvin y todos Mis hermanos que amáis a vuestro Padre Celestial y a Mí, Su Hijo.  Habéis leído la parábola del fariseo y el publicano.  El fariseo estaba lleno de soberbia y jactándose ante el Padre de que él hacía todo bien y no era como el publicano.  Sin embargo, éste último era muy humilde y sabía que era pecador, por lo que sus palabras eran éstas: ‘¡Oh Dios, ten piedad de este pecador!’.  Fue él quien fue bendecido por el Padre por su humildad.

Amados amigos, os exhorto a imitar al publicano.  Sabéis que sois pecadores.  Por lo tanto pedid misericordia para que el Padre os perdone y os dé la fortaleza y las gracias que necesitáis para seguirlo en el futuro.  No os creáis mejores que otros.  Sois todos pecadores, por lo tanto sed humildes y consideraos inferiores a los demás.  De esta manera, os bendeciré y os daré Mi amor, Mi paz y Mi alegría.  Os amo a todos.”

 

Padre Melvin

 

Pequeño Santuario de Nuestra Señora de la Isla del Príncipe Eduardo

Sitio Web: www.ourladyofpei.com

- El sitio puede aceptar donaciones online a través de tarjetas de crédito, pedidos de libros, etc. – También recibe información.

El Pequeño Santuario está abierto en general durante el día, pero recomendamos llamar con anterioridad.

Para suscribirse a los grupos del padre Melvin Doucette:

(English) http://groups.google.com/group/father-melvin-doucettes-letters

(French) https://groups.google.com/group/Le-Ciel-nous-parle?hl=fr

(Español) http://groups.google.com/group/el-cielo-nos-habla

 

Reply all
Reply to author
Forward
0 new messages