Padre Melvin - 5 de abril de 2015

66 views
Skip to first unread message

Marta Young

unread,
Apr 5, 2015, 7:53:38 AM4/5/15
to el-cielo-...@googlegroups.com

The Rev. Fr. Melvin Doucette, African Missionary/ 1704 Palmer Road, RR 2

Tignish, PE (Prince Edward Island) COB 2BO / CANADÁ

Tel: 902-882-2004 / E-mail: melvin.doucette@bellaliant.net.

 

PADRE MELVIN DOUCETTE

 

Domingo 5 de abril de 2015                                                                        

 

“Aparición a los Discípulos en Jerusalén.”

 

(Lectura del Evangelio de San Lucas 24: 36-49)

 

“Mientras esto hablaban, se presentó Él en medio de ellos y les dijo: –‘La paz sea con vosotros.’  Sobresaltados y despavoridos, creían ver un espíritu.  Él les dijo: -‘¿Por qué os turbáis y por qué se levantan esas dudas en vuestros corazones?  Ved mis manos y mis pies, que yo soy;  palpadme y ved, que un espíritu no tiene carne y huesos, como veis que yo tengo.’  Y diciendo esto, les mostró las manos y los pies.  Como todavía no acabasen de creer, de puro gozo, ni saliesen de su asombro, les dijo: -‘¿Tenéis aquí algo de comer?’.  Ellos le presentaron parte de un pescado asado, y tomándolo, en presencia de todos lo comió.

Y les dijo: -‘Esto es lo que os decía estando aún con vosotros: que tenía que cumplirse todo lo que está escrito en la Ley de Moisés y en los Profetas y en los Salmos acerca de mí.’  Entonces les abrió la inteligencia para que entendiesen las Escrituras.  Luego añadió: -‘Así está escrito: que el Mesías había de padecer y resucitar de entre los muertos al tercer día, y que había de predicarse en su nombre la penitencia para remisión de los pecados a todas las naciones, comenzando por Jerusalén.  Vosotros daréis testimonio de esto.  Mirad, yo enviaré sobre vosotros el don prometido por mi Padre;  pero habéis de permanecer en la ciudad, hasta que seáis revestidos del poder de lo alto’.”

 

Queridos amigos:

         Hace algunos años estuve en Jerusalén para la gran fiesta de la Pascua.  Estuve en el sepulcro de Nuestro Señor cuando se anunció que había resucitado.  El Obispo había entrado a la tumba y salió con una vela encendida para anunciar la Resurrección.  Cada uno tenía una vela y se fueron encendiendo todas a partir de la vela del Obispo.  Cuando todo terminó, entré al sepulcro y me arrodillé en el mismo lugar donde ocurrió la Resurrección.  ¡Qué gran alegría deben haber sentido los Apóstoles y todos los que creían en Jesús como el Mesías cuando llegaron a aceptar que Jesús, que había muerto en la cruz, ahora estaba resucitado y lleno de vida!  La Resurrección de Jesús es el milagro más importante que nos ayuda a creer en Jesús como Nuestro Salvador y Señor.  Tengamos alegría en este gran día.  Os deseo a todos una maravillosa y alegre Pascua.

 

(A continuación encontraréis el mensaje de Nuestro Señor y Salvador, entregado al Padre Melvin.  Jesús le habló con estas palabras:)

“Os exhorto a todos a creer en Mi Resurrección, Mi hermano Melvin y todos Mis hermanos que Me aceptáis como vuestro Salvador.  Fue difícil para los Apóstoles creer que había resucitado de entre los muertos la primera vez que Me aparecí a ellos en Jerusalén.  Pensaban que era un espíritu.  Tuve que mostrarles Mis manos y Mis pies y tuve que comer en medio de ellos para que aceptaran que no era un espíritu sino una persona viva, con Mi naturaleza humana.  Una vez que creyeron, se llenaron de alegría y aceptaron todo lo que les había enseñado.  Un Apóstol, Tomás, no estaba allí cuando los visité el Día de Pascua.  Cuando le dijeron que Yo había resucitado, no lo creyó.  Dijo que sólo creería si ponía sus dedos en las llagas de Mis manos y en la de Mi costado.  Una semana más tarde estaba allí cuando fui a visitarlos;  lo llamé para que pusiera su dedo en las heridas de Mis manos y en Mi costado, y lo hizo.  Luego cayó de rodillas y exclamó: ‘Señor mío y Dios mío.’

Amados amigos, creed con todo vuestro corazón que regresé a la vida tres días después de Mi muerte en la cruz.  Nunca volveré a morir.  Soy ahora vuestro Salvador, el Rey de los pueblos del mundo.  Uníos a Mí: seréis parte de Mi Reino, caminaréis conmigo en la tierra todos los días y, al final, vendré a buscaros para llevaros al cielo, donde viviréis eternamente con gran gozo y felicidad.  Os bendigo a todos.”

 

Padre Melvin

 

Pequeño Santuario de Nuestra Señora de la Isla del Príncipe Eduardo

Sitio Web: www.ourladyofpei.com

- El sitio puede aceptar donaciones online a través de tarjetas de crédito, pedidos de libros, etc. – También recibe información.

El Pequeño Santuario está abierto en general durante el día, pero recomendamos llamar con anterioridad.

Para suscribirse a los grupos del padre Melvin Doucette:

(English) http://groups.google.com/group/father-melvin-doucettes-letters

(French) https://groups.google.com/group/Le-Ciel-nous-parle?hl=fr

(Español) http://groups.google.com/group/el-cielo-nos-habla

 

Reply all
Reply to author
Forward
0 new messages