[aymara] No somos mestizos

9 views
Skip to first unread message

ideolengua@yahoo.es [aymaralist]

unread,
Apr 25, 2016, 5:28:01 PM4/25/16
to aymar...@yahoogroups.com


Mestizo es lo máximo del momento. Tu país te quiere si eres mestizo, así que ser mestizo debe ser algo realmente extraordinario. En realidad es totalmente obvio que lo que es extraordinario es que tú te olvides de que eres indio. Eso es extraordinario para algunos, en concreto es extraordinario para el q’ara que está en lo opuesto al indio. El q’ara está en el lado opuesto del poder, en el lado opuesto del dinero, incluso en el lado opuesto de la geografía —el indio allá arriba en El Alto y el q’ara allá abajo en Obrajes; el q’ara allá lejos en Casuarinas y el indio aún más lejos en Pamplona Alta—. Es decir, no solo está el q’ara en el lado opuesto del color de la piel, sino que es al 100% lo contrario del indio y el indio lo contrario del q’ara.


Si ustedes quieren llamarlo indígena porque así se sienten mejor, quizá así se tranquilizan —es increíble hasta dónde hemos llegado, que incluso lo que nosotros somos, es decir indios, es considerado una palabra tan fea que no se puede pronunciar—. No importa, si ustedes quieren llamarlo indígena, o campesino, o andino, o cobrizo… están en su derecho —no se hagan problema por qué nombre llevamos— pero que eso no nos haga perder de vista lo que somos nosotros y dónde nos encontramos y de dónde venimos y, sobre todo, que nos encontramos en el extremo contrario del poder, el status, la influencia, el dinero y la geografía. Estamos al extremo contrario al de los q’aras.


Y quiero decirles que no solo estamos al extremo contrario al del q’ara, sino que siempre vamos a estar a ese extremo. Eso lo digo por algunos hermanos —quizá la mayoría de hermanos— que piensan que ahora ya estamos a medio camino del extremo donde se encuentra el q’ara y en un año estaremos más cerca. Error. Ese lugar q’ara no es un sitio al que nosotros podamos llegar. Ni siquiera podemos caminar hacia ese lugar. El Perú y Bolivia no están pensados como lugares donde el indio pueda llegar a ese nivel. No quiero decir que los indios no tengamos inteligencia suficiente, no quiero decir que los indios carezcamos de capacidad. Ni siquiera quiero decir que los indios no podamos ganar dinero, como los hermanos de Unicachi o los de Ciudad Satélite. Tampoco quiero decir que no nos vayan a dejar tener algún poder para mantener la apariencia.


Incluso, en su infinita buena onda, nos dejan ser presidentes. Fíjense: Presidente de la República, ¡guaau! Obviamente no un Presidente indio de verdad, sino acaso uno con apellido indio o cara india. Todo tiene que seguir estando bajo control. El poder, al final, sigue estando en manos de los q’aras aunque tu presidente se apellide Humala o se llame Evo. El q’ara no está preocupado porque todo está bajo control.


Y mientras tanto nosotros, como tontos, seguimos diciendo “nuestras fuerzas armadas”, “nuestro gobierno” e incluso “nuestro mar boliviano” o “nuestro Mar de Grau” como si todas esas cosas fueran nuestras, como si pudiéramos decidir sobre ellas. Todas esas son instancias del poder y el territorio q’ara. No es por casualidad. Así se pensó el Perú y Bolivia desde el principio.


Y aquí es donde entra el mestizo. El poder q’ara nos dice: «Nada de esto es de ustedes pero ¿saben qué? Pueden portarse bien, y si se portan bien algún día serán como nosotros, estaremos al mismo nivel ustedes y nosotros». Y entonces ¿qué decimos nosotros? ¿a portarse bien? Sí, sin duda muchos de nuestros hermanos piensan que hay que portarse bien y que, poco a poco, nos iremos igualando a ellos. Nos dicen que esa será nuestra recompensa. Error. Pero el q’ara nos sigue prometiendo: «¿Ven a los mestizos? Ellos se portaron bien, actuaron correctamente así que ya han dejado de ser indios. Son mestizos ahora. Si se portan bien, ustedes serán mestizos también, podrán tener un auto y mandarán a sus hijos a la Universidad Católica y bailarán en el Gran Poder, pero pórtense bien pues. Claro que los mestizos aun no se han igualado a nosotros pero, si siguen por el buen camino, algún día ellos serán blancos. Y les prometemos que primero se empieza siendo mestizo y se acaba siendo blanco. Solo hace falta que tengan tiempo y paciencia».


Muchos hermanos han creído que es verdad que podemos llegar a ser como los dioses q’aras de nuestro país. Con «tiempo y paciencia» nos igualaremos, nos blanquearemos. Ser mestizo no es nada más que una etapa intermedia en nuestro objetivo final de ser blancos. Estación uno: indio, estación dos: mestizo, fin de trayecto: q’ara. Les tengo que decir, hermanos, que quien así piensa debe ser un indio loco. No he visto a las mujeres llamadas mestizas parir niños rubios, de modo que no sé de qué manera se puede producir el milagro del blanqueamiento. Sería un milagro, tanto como que una alpaca pariera terneros. No se blanquea la gente. Con todos sus millones, Michael Jackson murió siendo tan negro como había nacido. Papá Noel no existe, Supermán no vuela y los indios no nos blanqueamos.


Pero lo principal que quiero que entendamos es que el club de los q’aras no es un club donde se pueda entrar de otra forma que no sea por nacimiento. Ellos saben que son pocos. La única manera de que puedan conservar el poder es que nosotros —la mayoría india— seamos tan estúpidos como para permitir pacíficamente —es decir, como sonsos— que así sea. Su estrategia para tranquilizarnos es decirnos: “tengan paciencia, serán primero mestizos y al final serán blancos”. Es una promesa increíble y más increíble es que nosotros la estemos creyendo. ¿De verdad cree alguien que el grupito q’ara que maneja todo nos va a dejar ser “iguales que ellos”? Eso significaría compartir el poder, ceder el poder y, al final perder el poder porque nosotros somos muchos y ellos son pocos. La única forma de poder mantenerse en el poder es no cederlo y no compartirlo para no perderlo. Ellos son inteligentes. Los tontos somos nosotros que creemos que “portándonos bien” vamos a llegar al paraíso de la igualdad donde ellos nos van a ver como hermanos… ¿a nosotros? Ja, soy indio pero no soy estúpido.


Otra cosa que el q’ara no quiere que sepas es que en realidad el mestizo no es más blanco que el indio ni más rubio ni menos indio. Al mestizo le han dicho: «como hablas castellano, vives en la ciudad y tienes tu secundaria, y mañana tu universidad, te declaro mestizo». El blanco no quiere que sepas que en el momento en que sales del Perú o de Bolivia, el cuentito de ser mestizo se acaba. En Europa, en Estados Unidos no te dicen «ah, tú eres mestizo, no indio». No, hermano, allá afuera se acaba el cuento y eres un indígena americano que habla español, viste blue jeans y tiene un título de una universidad tercermundista, pero sigues siendo un indígena aunque te ofendas, patalees o chilles. ¿Y sabes qué? El q’ara no quiere que lo sepas porque el mestizo cree ser un futuro q’ara y por tanto se porta bien con los q’aras, pero los indios sabemos perfectamente que nunca seremos q’aras y que tenemos valores e historia propia y no necesitamos al q’ara. Eso es lo que teme el q’ara de nosotros: nosotros no lo necesitamos al q’ara. Y si el  q’ara no es necesario, entonces podemos mandarlo al diablo. Ese es el terror del q’ara, que sepamos eso, que se puede vivir sin patrones q’aras y que sepamos que esta tierra es nuestra y que ellos viven en casa prestada. Ese es su miedo.


Por eso insisten tanto en que somos mestizos. No somos mestizos, somos los dueños de la casa.




__._,_.___

Posted by: ideol...@yahoo.es


_____________________________________________

Lista de discusión aymara
http://www.aymara.org/lista-aymara/
_____________________________________________





__,_._,___
Reply all
Reply to author
Forward
0 new messages