Fwd: trashumancia

2 views
Skip to first unread message

Segundo Gonzalez Dominguez

unread,
Jul 31, 2009, 8:02:45 AM7/31/09
to amigosdel...@gmail.com, amigosdel...@googlegroups.com


---------- Mensaje reenviado ----------
De: Luis <lu...@riskoes.com>
Fecha: 21 de julio de 2009 09:33
Asunto: trashumancia
Para: Caminos libres <plataformaporlo...@googlegroups.com>


La vida como un peregrinaje

El escritor alemán Stefan Haemmerle pretende reanimar la trashumancia como fuente de financiación para nuestra región

CECILIA MARÍN | CÁCERES
Su inquietud por las cañadas comenzó en 2004 cuando cubrió la Vía de la Plata
«La crisis económica nos está demostrando que lo importante son los valores básicos»
Una actividad de cultura milenaria transmitida de padres a hijos que, hoy en día, parece haber tocado fondo. La trashumancia es, para Stefan Haemmerle, «como un sueño». Este escritor alemán, nacido en Baviera hace 62 años, acaba de pasar varios días en Extremadura, en Casar de Cáceres principalmente, para investigar la posibilidad de utilizar nuestro patrimonio con el fin de promover una nueva forma de turismo: la Ruta de la Trashumancia.
Según dice, existe una gran cantidad de viajeros nórdicos ansiosos por experimentar un periplo por nuestras cañadas reales y vías pecuarias, a pie o en bicicleta, con un pastor como singular guía turístico. «Es una cultura de muchos millones de años y nuestras generaciones deberíamos poner énfasis en ello, porque sería otra fuente de ingresos para Extremadura», reflexiona.
Lejos de tener alguna estrecha relación con nuestro país, pues ni siquiera habla español (es, dice, su asignatura pendiente), pretende demostrar que Extremadura «no es sólo el Teatro Romano de Mérida», sino mucho más.
Interés
Su interés por nuestra herencia de trashumancia comienza en el año 2004 cuando, sumergido en una depresión, decidió hacer el peregrinaje por la Ruta de la Plata , lo que le llevó desde Sevilla hasta Santiago de Compostela.
Un día, entre Salamanca y Zamora, se perdió por completo. Sin mapa, sin guía, solo en la sierra. Un pastor y su nieto, que dirigían un gran rebaño de ovejas, aparecieron a su paso y le acogieron, llevándole por su camino durante varios días. Así descubrió Stefan la utilidad de las cañadas y la riqueza que todavía atesoran la región extremeña.
Una vez asentado en su casa de Baviera, el escritor alemán, envuelto en la magia de la experiencia que acababa de vivir, erraba entre sus recuerdos y no podía dejar de pensar en su apasionante aventura por España. De este modo, empezó a estudiar todo lo que pudo sobre la trashumancia, recabando información de bibliotecas y museos.
Su estudio, asegura, le hizo darse cuenta de que «los seres humanos habían vivido de modo trashumante ya durante 50.000 años. En tiempos pasados, muchos seres humanos pasaban su existencia entera haciendo una vida nómada por las rutas pecuarias, de un país a otro, desde España hasta Mongolia y más allá», explica Stefan con la ayuda de su amigo Enrique.
La pasada semana, el escritor se hospedó durante dos días en el albergue de Casar de Cáceres, estancia que aprovechó para visitar el Museo del Queso, el Museo Vostell o la Mancomunidad Tagus. En su viaje, que le ha servido para exprimir toda la información acerca de nuestro patrimonio en cuanto a vías pecuarias y caminos reales, topó con Enrique, en realidad Hendrik Berends, un holandés afincado en Casar de Cáceres que le ofreció su casa para pasar unos cuantos días más y que le está ayudando a divulgar su idea.
Fuera de sitio
«Yo pienso que algunas personas nacen fuera del sitio que debería ser el suyo», reflexiona Stefan Haemmerle.
Toda esta experiencia, sus conocimientos recién adquiridos sobre las cañadas y el mundo de la trashumancia y sus reflexiones acerca de la tierra en la que quizás le hubiera gustado nacer y en la que ahora parece haber encontrado su destino, la va a volcar Stefan en un nuevo libro, en el que todavía está trabajando.
«La crisis económicas nos está demostrando que los valores básicos son lo más importante en todo lo que hacemos».
También guarda su parte de crítica hacia lo que ha encontrado en Extremadura. Por ejemplo, lamenta que hayan ido desapareciendo, según su expresión «tirado a la basura», nuestra tradición constructora, «la de construir casas con muros anchos y bóvedas».
El autor alemán, que ha hecho el Camino de Santiago ya dos veces, continúa su viaja hacia Salamanca y luego irá directo a Barcelona para regresar a Alemania. Una vez haya concluido su libro, Haemmerle piensa «sin falta» volver a nuestras tierras. Y quizás a descubrir lo que para él resultan nuevos tesoros.

carlos artundo

unread,
Jul 31, 2009, 8:18:04 AM7/31/09
to amigosdel...@googlegroups.com
muchas gracias Segundo! y buen agosto...
abrazo fuerte,
 
carlos artundo.
Reply all
Reply to author
Forward
0 new messages