BIOCOMPARTIENDO # 03 del 2022 / Atlas de los Pesticidas: la huella de un negocio tóxico en el mundo

0 views
Skip to first unread message

Fernando Alvarado

unread,
Jan 15, 2022, 11:47:33 PMJan 15
to

---------------------------------------------------------------------- 

BIOCOMPARTIENDO 

# 03 del 2022 / Perú, domingo 16 de enero 

¡Por una vida sana y feliz; libre de transgénicos cancerígenos! 

Editor Fernando Alvarado de la Fuente / biof...@hotmail.com 

Ver todos los números de Compartiendo en: www.ideas.org.pe 

---------------------------------------------------------------------- 

INDICE 

  • Noam Chomsky: “Yo crecí durante la Gran Depresión, pero entonces reinaba una atmósfera de esperanza” 
  • Estudio confirma que reducir el consumo de carne combate el cambio climático 
  • Compilación de lecturas y bibliografía recomendadas sobre AGROECOLOGÍA Y ALIMENTACIÓN SALUDABLE,  
  • Atlas de los Pesticidas: la huella de un negocio tóxico en el mundo 
  • Estudio: la agricultura y sus pesticidas están matando más abejas de lo que pensamos 
  • Suiza: ¿libre de pesticidas? 
  • CALENDARIO AGROECOLOGICO 2022 

 

---------------------------------------------------------------------- 

 

IDEAS 

Noam Chomsky: “Yo crecí durante la Gran Depresión, pero entonces reinaba una atmósfera de esperanza” 

Es uno de los mayores intelectuales vivos de la izquierda estadounidense. A sus 93 años, sigue en la brecha. En esta entrevista que concede en primicia a ‘Ideas’ habla de sí mismo, cosa poco habitual, y se muestra como un pensador pragmático 

Amanda Mars 

15 ENE 2022 - 10:14 PET 

 

Noam Chomsky (Filadelfia, 93 años) sigue en la brecha. Escribe, da conferencias y entrevistas, y se sitúa en la primera línea de fuego por lo que cree justo. Forma parte del movimiento progresista europeo Diem25, ha disparado las alarmas sobre los riesgos del cambio climático y se ha convertido en azote del trumpismo. Es uno de los mayores intelectuales vivos de la izquierda estadounidense, pero también padre de la lingüística moderna al haber establecido, en los años cincuenta, la teoría de la gramática generativa. Prolijo autor, filósofo reputado y activista insobornable, fue detenido por oponerse a la guerra de Vietnam, entró en la lista negra de Richard Nixon y apoyó la publicación de los Papeles del Pentágono. Insobornable, pero también pragmático, se volcó, por ejemplo, en pedir el voto para Joe Biden en las elecciones de 2020. Desde 2017 reside en Tucson (Arizona), desde donde atiende esta entrevista [que no se pudo hacer presencial, ni de la que se pudieron hacer fotos por las precauciones covid] por videoconferencia. Con puntualidad también incorruptible, la melena cana del viejo profesor aparece en la pantalla a la hora precisa. Los años han agrietado su voz, pero no su pensamiento. Se extiende en las respuestas, pero no divaga y contesta a todos los matices. Su libro Sobre el anarquismo acaba de ser reeditado en español (Capitan Swing). El viejo profesor hablará sobre ello, pero también, algo que suele costarle, sobre sí mismo. 

 

Pregunta. ¿De verdad escribió su primer ensayo con solo 10 años y versaba sobre la guerra civil española? 

 

Respuesta. Sí, y puedo decirle la fecha exacta porque trataba sobre la caída de Barcelona, así que fue en febrero de 1939. No era un gran artículo, pero trataba la expansión del fascismo en Europa, en Alemania, Austria, Checoslovaquia…Desde mi punto de vista de un niño de 10 años, parecía que el mundo se iba a terminar, que el fascismo era incontrolable. 

 

P. Ese niño trabajaba en un quiosco de prensa de Nueva York que regentaba su tío y se acabó convirtiendo en un centro de reunión de intelectuales europeos que podían pasar noches enteras discutiendo. ¿Aquello sembró una semilla en usted? 

 

R. Hay una buena dosis de trágica ironía en esa pregunta. La mía era una familia de inmigrantes, principalmente desempleados. Yo crecí durante la Gran Depresión, a principios de los años treinta, pero reinaba una atmósfera de esperanza, aspiración y expectación debido al movimiento del trabajo. Ese movimiento había sido aplastado en los años veinte, pero estaba reviviendo. Había partidos políticos radicales, había debate, discusión, una sensación de que podíamos salir de aquello juntos. En Europa, la reacción a la Gran Depresión fue el fascismo, con Franco, Mussolini o Hitler, pero en Estados Unidos la reacción fue la democracia social. El new deal de Roosevelt llevó a una era de la democracia social moderna que luego fue repetida en Europa. Si mira las crisis actuales, en cambio, Europa aún se agarra a una democracia social, pero Estados Unidos se encamina al protofascismo, lo contrario de lo que ocurrió en mi infancia. 

 

P. ¿Y esta pandemia no brinda también una oportunidad para ese tipo de catarsis, un “podemos salir de esta juntos”? 

 

R. Debería serlo y hay algunas señales de ello si bajas al nivel de las comunidades. Encuentras a gente cooperando y ayudándose la una a la otra. Las favelas de Brasil figuran entre los lugares más miserables del mundo y durante esta pandemia hemos visto cómo las mismas bandas criminales que las tienen aterrorizadas están organizando a la gente para lidiar con esta situación y que se ayuden unos a otros. Pero si vamos a los líderes de los principales países te encuentras que monopolizan las vacunas y piden que las multinacionales farmacéuticas mantengan el exorbitante control de las patentes, unos derechos otorgados por un régimen neoliberal que es opuesto al verdadero libre comercio. 

 

En Estados Unidos los intentos por desarrollar medidas sociales simples están bloqueados por la ideología neoliberal 

Noam Chomsky 

P. Dice que Estados Unidos está encabezando el camino al protofascismo, ¿Por qué los movimientos de extrema derecha están avanzando tanto, no solo en Estados Unidos, sino también en Europa? 

 

R. El capital privado y la riqueza privada se han puesto a la cabeza. Por supuesto, siempre han dominado el sistema, también en España, pero en los últimos 40 años han ganado un poder y una riqueza abrumadores. Rand Corporation, que es una institución muy respetada, hizo un estudio sobre la transferencia de riqueza de la clase trabajadora a la clase alta y se encontró que el 90% de la población había perdido peso en la riqueza en favor de los más ricos, en favor del 1% más rico principalmente. Y hay muchas otras formas de robar a la gente. Ronald Reagan abrió la puerta a los paraísos fiscales, por ejemplo. Ha habido una época muy destructiva para los trabajadores. En términos reales, un trabajador varón gana lo mismo que en 1979. En Europa los programas de austeridad han dañado a los pobres y enriquecido a los ricos. Esto ha llevado a un resentimiento que es terreno abonado para demagogos como Donald Trump o Viktor Orbán y lo están capitalizando. 

 

P. Un año después del asalto al Capitolio, ¿cuáles son las consecuencias? 

 

R. Aquello fue un intento por derrocar un Gobierno electo. Y fue muy explícito por parte de Trump: “Las elecciones han sido robadas, vamos al Capitolio”. Un intento de derribar un Gobierno electo es un golpe de Estado. Fue un intento violento de golpe de Estado. Un grupo de republicanos rechazó formar parte y evitó que triunfase. Pero ese intento ha venido seguido ahora por un golpe blando, que está ocurriendo cada día ante nuestros ojos. Los republicanos están planeándolo de forma cuidadosa para que la próxima vez tenga éxito. [A través de reformas electorales en diferentes Estados conservadores] están asegurándose de que la gente que gestiona las elecciones tenga poder para anular votos y están aprobando decenas de leyes para impedir el voto de la gente equivocada, de minorías y pobres [a través del endurecimiento de requisitos para votar]. El Partido Republicano ya no es un partido político, es un partido neofascista. Estados Unidos es una sociedad avanzada tecnológicamente, y culturalmente, pero es premoderna en otros ámbitos. Y Trump es un demagogo muy efectivo, ha sabido agitar los venenos que corren bajo la superficie de la sociedad estadounidense y los ha sacado a la superficie. Ahora hay un grupo que lo venera como a un Duce II, elegido por Dios, es la gente que asaltó el Capitolio. La democracia estadounidense corre un grave peligro. 

 

P. ¿Y cree que Trump podría presentarse o incluso ganar en 2024? 

 

R. Es muy posible. Tiene una base rabiosa de devotos que lo adoran. A los líderes del Partido Republicano los tiene aterrorizados, todos corren a Mar-a-Lago [la zona de Palm Beach donde reside Trump] para lustrarle los zapatos y obtener su bendición. Si triunfan con el actual golpe en marcha, el de controlar y modificar el sistema electoral, pueden conseguir ganar. Recuerde que tenemos un sistema electoral muy reaccionario, que otorga a las áreas blancas, rurales y conservadoras una ventaja estructural abrumadora. Por ejemplo, en el Senado, un Estado como Wyoming, de 578.000 habitantes, tiene dos votos. California, con 40 millones, tiene dos votos. Si ahora EE UU quisiera entrar en la Unión Europea, la Corte Europea de Justicia se lo tumbaría. 

 

Si hubiéramos preguntado a mi abuela si estaba oprimida, no lo habría entendido. Saber lo que es requiere trabajo 

Noam Chomsky 

P. ¿El primer año de gobierno de Biden ha sido más progresista de lo que esperaba? 

 

R. Bueno, no esperaba mucho, francamente, pero los programas nacionales han sido mejores de lo que esperaba. En buena medida fueron diseñados por Bernie Sanders, que representa al ala más progresista del Partido Demócrata. Pero han sido recortados por la oposición y no se ha conseguido casi nada. El principal [el gran plan de reformas sociales llamado Build Back Better, que supone la mayor ampliación del Estado de bienestar en décadas] es tremendamente necesario. Estados Unidos es un país rezagado en prestaciones sociales. Mire por ejemplo el permiso de maternidad, hay alrededor de seis países en el mundo que no lo tienen. Pues los republicanos se oponen [a implementarlo]. Y Joe Manchin [el senador demócrata centrista] lo ha bloqueado. Es el país más rico del mundo, pero los intentos por desarrollar unas medidas sociales simples están bloqueados por el capital privado y la ideología neoliberal. 

 

P. ¿Usted se sigue considerando anarquista? ¿Qué significa eso? 

 

R. Es un término que se ha usado de muchas maneras, igual que liberal, conservador, socialista o marxista. La idea básica es que cualquier forma de jerarquía, dominación o autoridad en cualquier aspecto de la vida debe justificarse y demostrarse legítima, no está justificada de por sí. Si una comunidad decide de forma democrática seguir unas normas de tráfico, como circular por la derecha y detenerse ante un semáforo en rojo, se está sometiendo a una autoridad, pero se puede argumentar que es legítima. Sin embargo, muy pocas relaciones resisten esta crítica y el trabajo de un anarquista es descubrirlas, revelarlas y hacer que la gente debata sobre ellas para ver si las legitiman o las cambian. Ni siquiera el primer paso es fácil. Si le hubieras preguntado a mi abuela si estaba oprimida, ella no hubiera sabido ni de qué hablas. Las mujeres vivían como se suponía que debían, haciéndose cargo de la casa, de los hijos y obedeciendo a su marido. No era opresión, era la vida. Descubrir que eso es opresión requiere un trabajo. 

 

P. ¿Y en el trabajo? 

 

R. ¿Qué es un empleo? Para la mayoría de la gente significa pasar la mayor parte del tiempo que estás despierto siguiendo las órdenes de un jefe totalitario, que puede dar órdenes de un modo que ni Stalin hubiese soñado. Stalin no hubiese podido decirle a alguien que tiene cinco minutos para ir al baño o que no puede hablar con el compañero de al lado. Quizá tengas un jefe amable que te lo permita, pero es su decisión. A eso se le llama tener un empleo, y la gente reacciona como mi abuela, pensando que es lo normal. Al principio de la revolución industrial los trabajadores se opusieron a esta forma de autocracia que les quitaba sus derechos y su dignidad. Es algo que se está reviviendo. De hecho, mucha gente está rechazando volver al trabajo con esta llamada Gran Dimisión, están diciendo eso a su propia manera. 

 

Ahora hay un grupo que lo venera [a Donald Trump] como a un Duce II, elegido por Dios. Es la gente que asaltó al Capitolio 

Noam Chomsky 

P. Pero la economía necesita un cierto grado de organización y eso implica autoridad. 

 

R. Claro, tiene usted un ejemplo en España. Fíjese en la Cooperativa Mondragón, ha estado ahí desde los años cincuenta y es un conglomerado propiedad de los trabajadores y gestionado en buena medida por ellos. Puede encontrarle fallos, pero en buena medida, hasta un punto infrecuente en el mundo, es un conglomerado exitoso que se basa en la idea de que los participantes en una comunidad deben controlarlo. 

 

P. En su libro habla del consentimiento, la aceptación de la autoridad por parte de la gente aunque no esté justificada. ¿Qué es más natural en el ser humano, el hambre de libertad o la necesidad de autoridad? 

 

R. Nuestra naturaleza como participantes del orden social tiene muchas opciones y puede creer muchas cosas. Los liberales clásicos, como Wilhelm von Humboldt, creen que nuestro instinto es la libertad. Creen que la esencia de la naturaleza humana es la libertad frente a la coacción arbitraria. El pensador liberal clásico en Inglaterra, John Stuart Mill, pensaba que una empresa debía ser propiedad de los trabajadores y debían gestionarla. Eso es el liberalismo clásico. Por supuesto, todo esto fue aplastado por el capitalismo, que tomó un curso diferente de autoridad y dominación y, en su forma más extrema y salvaje, el tipo de neoliberalismo impuesto en los últimos 40 años, con efectos devastadores en todas partes. 

 

P. ¿Se considera un pensador pragmático? 

 

R. Sí, deberíamos hacer lo que podemos, no buscar lo que no podemos. No tienen sentido los gestos románticos, que no solo van a fracasar, sino que van a llevar a los peores resultados. Debemos afrontar el mundo tal y como es y actuar para mejorarlo. Yo tenía amigos en los años sesenta que decidieron que querían una revolución, así que iban a una fábrica, por ejemplo, de General Electric, y empezaban a repartir ejemplares del Libro Rojo de Mao a las puertas, para organizar a la gente para hacer esa revolución. Puede imaginarse lo que pasó, ese no es el modo en el que se logra un cambio. Lo que hicieron fue fortalecer el apoyo a la reacción y el apoyo a la guerra. Tienes que afrontar el mundo como es, no como te gustaría. Tienes que intentar construir el mundo que te gustaría, pero enfrentándote a él tal y como es. 

 

Conservador ante el cambio global 

Chomsky, por extraño que suene, se define como conservador ante el cambio social. “De entre los muchos usos  del término conservador, uno es el liberal clásico. El término se sigue usando, pero no en el sentido en el que sus creadores pensaban. Wilhelm von Humboldt dijo que si el artesano producía algo hermoso a la orden, admiraremos lo que ha hecho, pero despreciaremos lo que es, alguien que trabaja a la orden, no en función de lo que crece en su desarrollo interno. Eso es el núcleo del liberalismo clásico y en ese sentido soy conservador. Además, en otros aspectos, creo que nuestras instituciones básicas necesitan cambios muy sustanciales y radicales, pero no creo que se pueda hacer así como así. Tienes que construir un debate para ello”, explica. 

 

Cuando se le pide un ejemplo, señala el movimiento de derechos de las mujeres, que data de siglos pero que obró un gran cambio en los sesenta. “¿Cómo se logró? Grupos de mujeres, jóvenes sobre todo, se reunieron, mantuvieron debates, descubrieron y pensaron en los tipos de opresión que existían, decidieron que no tenían por qué someterse, organizaron a otras mujeres y crearon un movimiento a gran escala. Con eso, antes o después tendrás cambios sustanciales. Pero no es un proceso fácil, muchos lo rechazan y dirán que quieren esa autoridad”. 

 

El intelectual estadounidense se muestra exasperado ante la respuesta política al calentamiento global. “La destrucción medioambiental está viniendo, nos guste o no, y nuestras instituciones no están en una situación en la que pueda lidiar con ello, como vimos en Glasgow [en la conferencia del clima]. La principal decisión que tomaron fue aplazar la decisión hasta el año que viene y, mientras, la tierra está ardiendo”, explica. A su juicio, “los grandes bancos dicen palabras bonitas sobre la necesidad de hacer algo, pero lo que están haciendo es financiar las energías fósiles con billones de dólares. Esas son nuestras instituciones y, si no podemos controlarlas, estamos acabados”. 

 

Amanda Mars 

Corresponsal jefe de EL PAÍS en EE UU. Comenzó su carrera en 2001 en Europa Press, pasó por La Gaceta de los Negocios y en 2006 se incorporó a EL PAÍS, donde fue subjefa de Economía y corresponsal en Nueva York. Desde 2017 vive en Washington. Ha cubierto dos elecciones presidenciales, unas legislativas, dos impeachment y un asalto al Capitolio. 

 

Fuente: https://elpais.com/ideas/2022-01-16/noam-chomsky-debemos-afrontar-el-mundo-tal-y-como-es-y-actuar-para-mejorarlo.html 

 

---------------------------------------------------------------------- 

 

Estudio confirma que reducir el consumo de carne combate el cambio climático 

 

“La forma más obvia y sencilla de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero es reducir las principales fuentes, es decir, la cría de animales (particularmente de ganado vacuno), la producción de arroz y el cambio de uso de la tierra (de bosques o pastizales a tierras de cultivo)”, sostiene Bruckner. 

La dieta de salud planetaria está basada especialmente en vegetales y en un menor consumo de productos de origen animal, azúcares y grasa saturada.  

Agencia EFE 

Actualizado el 15/01/2022 04:28 a.m. 

 

Consumir menos carne y productos lácteos en los países más ricos del mundo ayudaría a reducir en más de 60% las emisiones contaminantes durante la producción agropecuaria, además de mejorar la salud de la población, indica una investigación publicada en la revista científica “Nature Foods”. 

 

“Si reducimos el consumo de carne también se ‘liberan’ tierras para producir otros cultivos, lo que aliviaría mucho los ecosistemas y mejoraría la seguridad alimentaria en todo el mundo”, explica Martin Bruckner, profesor adjunto de la Universidad de Economía de Viena (WU) y uno de los autores del estudio. 

 

Bruckner detalla que estas “tierras liberadas” podrían capturar unos 100,000 millones de toneladas de CO2, lo que ayudaría a limitar el calentamiento del planeta a 1.5 grados, objetivo principal de la reciente conferencia del clima COP26 en Glasgow (Reino Unido). 

 

El estudio titulado “El cambio en la dieta en las naciones de altos ingresos puede conducir a un doble beneficio climático”, analiza el impacto ambiental de llamada dieta de salud planetaria en 54 países de altos ingresos. 

 

Una agricultura y ganadería más sostenibles 

La dieta de salud planetaria está basada especialmente en vegetales y en un menor consumo de productos de origen animal, azúcares y grasa saturada. 

 

Aunque la producción de verduras y hortalizas también influye en el avance del calentamiento global, los investigadores proponen varias estrategias para hacerla menos dañina para el medio ambiente. 

 

“La forma más obvia y sencilla de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero es reducir las principales fuentes, es decir, la cría de animales (particularmente de ganado vacuno), la producción de arroz y el cambio de uso de la tierra (de bosques o pastizales a tierras de cultivo)”, sostiene Bruckner. 

 

Además, si los países más ricos redujeran su consumo de carne, las tierras de cultivo podrían regresar a su estado natural, capturando 100,000 millones de toneladas de CO2, que equivale a unos 14 años de emisiones totales de la agricultura. 

 

Sin embargo, para Bruckner, la efectividad de estas medidas, así como los resultados de la investigación, están limitadas por las actuales políticas agrícolas de la Unión Europea (UE). 

 

“El requisito previo para esto es que las áreas liberadas no se utilicen para otros fines, como la producción de bienes de exportación u otras materias primas agrícolas, lo cual es bastante improbable”, se lamenta. 

 

Un cambio político 

La UE es el mayor exportador de carne de cerdo y productos porcinos del mundo. Solo Alemania, España y Francia concentran la mitad de esta producción, destaca el estudio. 

 

Si estos países no reducen la producción y reconocen con “honestidad” la gravedad de la situación, “el mundo será incapaz de limitar el calentamiento del planeta a 1.5 grados”, advierte Bruckner. 

 

“O los países occidentales reducen su consumo de carne de forma controlada o el cambio climático reducirá tarde o temprano la producción mundial de alimentos y obligará a todo el mundo a reducir su consumo”, asegura. 

 

Este cambio en las dietas, inevitablemente asociado a un cambio político, requiere plantear políticas de reforma agraria y medidas climáticas de manera conjunta, explica el estudio publicado por “Nature Foods”. 

 

Medidas más eficaces 

El desarrollo económico de algunos países va de la mano de la explotación y deforestación de espacios naturales para extraer o producir productos, agrega. 

 

Por este motivo las políticas planteadas también deben contemplar nuevas fuentes de ingresos para los grandes países exportadores. 

 

Este es el caso de Brasil y Argentina, que según Bruckner “necesitarán encontrar otros ingresos para sus productores agrícolas, que en las últimas décadas han crecido rápidamente y destruido gran parte de ecosistemas como el Amazonas o el Cerrado”. 

 

“Evitar la catástrofe climática requerirá cambios en nuestro estilo de vida y en nuestras economías más allá de comprar productos locales y colocar paneles solares en el techo de los edificios”, concluye Bruckner. 

 

Fuente: https://gestion.pe/mundo/internacional/estudio-confirma-que-reducir-el-consumo-de-carne-combate-el-cambio-climatico-noticia/ 

 

---------------------------------------------------------------------- 

 

Compilación de lecturas y bibliografía recomendadas sobre 

AGROECOLOGÍA Y ALIMENTACIÓN SALUDABLE,  

 

El Consorcio Agroecológico Peruano y la Red de Agricultura Ecológica del Perú se sienten muy complacidos en presentar inspirando y promoviendo AGROECOLOGÍA Y ALIMENTACIÓN SALUDABLE, compilación de lecturas y bibliografía recomendadas, una cuidadosa selección de obras sobre dos temas cruciales en nuestro escenario actual en donde el cambio climático, la crisis alimentaria y sanitaria están cuestionando nuestra forma de abordar las actividades productivas y nuestros estilos de vida y de consumo. 

 

Contiene 12 lecturas y 55 libros comentados, son 130 páginas de la mejor información. 

 

Encuéntralo en: 

https://consorcioagroecologico.pe/wp-content/uploads/2021/12/COMPILACION-DE-LIBROS-CAP.pdf 

 

---------------------------------------------------------------------- 

 

ECONOMÍA 

Atlas de los Pesticidas: la huella de un negocio tóxico en el mundo 

Cada vez se fumigan los campos con más pesticidas en todo el mundo, con consecuencias devastadoras para los seres humanos y la naturaleza. La presión por un cambio en la agricultura está creciendo. 

 

"Hemos elaborado nuestro atlas para llamar la atención sobre el gran problema de los pesticidas. El problema se encuentra en todas partes cuando se trata de la agricultura, la salud, la pérdida de especies y la contaminación del agua. Es una cuestión transversal de primer orden", afirma la ingeniera agrícola Susan Haffmans, de la Red de Acción contra los Plaguicidas, que ha desempeñado un papel destacado en la elaboración del "Atlas de pesticidas 2022". Ahora fue presentado en Berlín, junto con la Fundación Heinrich Böll, cercana al partido de Los Verdes, la Alianza para el Medio Ambiente y la Conservación de la Naturaleza de Alemania y el periódico mensual internacional "LE MONDE diplomatique.  

 

En 50 páginas, los expertos describen el multimillonario negocio de los pesticidas, sus consecuencias y sus repercusiones. "El atlas proporciona datos e información y se centra en áreas específicas. ¿Qué son estas sustancias? ¿Dónde hay problemas? ¿Qué efecto tienen los pesticidas en los pequeños agricultores del Sur? ¿Qué peligro corren las personas en las distintas partes del mundo? Nos encontramos con plaguicidas en todas partes, aunque no vivamos cerca del campo", dice Haffmans. 

 

Los agricultores a menudo se envenenan 

Según un reciente estudio científico publicado en la revista Public Health, 385 millones de personas del área de la agricultura enferman cada año de intoxicación aguda por pesticidas. Tras la intoxicación, los trabajadores agrícolas y los agricultores se sienten débiles, tienen dolores de cabeza, vómitos, diarrea, erupciones cutáneas, trastornos del sistema nervioso o se desmayan. En casos graves, el corazón, los pulmones o los riñones fallan. Cada año mueren unas 11.000 personas relacionadas con la agricultura por intoxicación aguda. Los suicidios con pesticidas no se contabilizaron en el estudio. 

 

Los trabajadores agrícolas y los pequeños agricultores del Sur global se ven especialmente afectados por la intoxicación con pesticidas. Según el informe, en Asia hay alrededor de 256 millones de casos de intoxicación aguda por pesticidas, en África 116 millones y en América Latina alrededor de 12,3 millones. En Europa, un número significativamente menor de personas sufre intoxicación aguda por plaguicidas en la agricultura (1,6 millones en Europa occidental y meridional). 

 

"Vemos que el 44% de las trabajadoras y agricultoras de todo el mundo sufren al menos una intoxicación al año. Y en algunos países es mucho más. En Burkina Faso, por ejemplo, el 83 por ciento de los trabajadores agrícolas enferman al menos una vez a causa de los pesticidas", afirma Haffmans. "Y estos son solo los envenenamientos agudos. El alcance de estas intoxicaciones agudas es también un indicio de la exposición crónica a largo plazo, que a su vez se asocia con enfermedades crónicas completamente diferentes." 

 

Según el informe, hay varias razones que explican el número significativamente mayor de intoxicaciones en los países del sur: por un lado, allí se fumiga con muchos pesticidas altamente peligrosos, a menudo también algunos que están prohibidos en Europa. 

 

Además, muchos pequeños agricultores no llevan ropa de protección y no están informados de los peligros. "En algunos casos, los proveedores se limitan a introducir los pesticidas en pequeñas bolsas o botellas de plástico, sin etiquetas, sin instrucciones de seguridad sobre su uso y sin advertencias. 

 

Por ejemplo, según una encuesta realizada a pequeños agricultores de Ghana, menos del 30 por ciento utiliza guantes, gafas y protección nasal cuando manipula pesticidas. Y según otra encuesta realizada en Etiopía, solo el siete por ciento de los agricultores conoce la advertencia de lavarse las manos después de utilizar pesticidas. 

 

Las ganancias son más importantes que la protección de la salud 

La venta de pesticidas es lucrativa. Los cuatro mayores productores de pesticidas son Syngenta (Suiza/China), Bayer y BASF (Alemania) y Corteva (Estados Unidos). Según el informe del "Atlas", en 2020 alcanzaron una facturación conjunta de 31.000 millones de euros. En los últimos años, las ventas globales de pesticidas han crecido en un promedio de cuatro por ciento por año. 

 

Por regla general, sin embargo, las corporaciones no pagan nada por los daños a la salud y al medio ambiente, o solo si hay decisiones judiciales correspondientes, como en EE. UU. Allí, personas que habían fumigado el pesticida Roundup que contenía glifosato se enfermaron gravemente y 125.000 de ellas demandaron a Bayer. El grupo ya pagó a algunos de los demandantes, y Bayer ha reservado alrededor de 10.000 millones de euros en el balance para pagar los daños. 

 

Iniciativas para el cambio agrícola 

"Tenemos que salir de este sistema agrícola basado en los pesticidas químicos", dice Haffmans. Solo con un cambio en la agricultura se podría proteger la salud y el medio ambiente de forma sostenible. 

 

Los 30 autores del "Atlas de pesticidas 2022" utilizan artículos y gráficos para mostrar las conexiones y cómo pueden actuar los responsables políticos. "En las últimas dos décadas, Sri Lanka ha salvado de forma demostrable casi 10.000 vidas al prohibir los peligrosos pesticidas. También hay ejemplos de la India. Algunas regiones ya cultivan completamente o en gran medida sin pesticidas. Esto, a su vez, anima a otras regiones a seguir el ejemplo", afirma Haffmans. 

 

¿Se prohibirá exportar plaguicidas europeos altamente tóxicos? 

Algunos pesticidas altamente tóxicos están prohibidos en Europa, pero las empresas químicas los exportan a otros países. Francia y Suiza ahora lo prohiben, y la UE y Alemania lo discuten.   

 

Estudio: la agricultura y sus pesticidas están matando más abejas de lo que pensamos 

Alrededor del 75 % de los cultivos mundiales que producen frutos y semillas para el consumo humano dependen de los polinizadores, como el cacao, el café, las almendras y las cerezas, según la ONU.   

 

Fecha 14.01.2022 

Autor Gero Rueter 

Temas Glifosato 

Palabras clave Pesticidas, agricultura, glifosato, salud, enfermedades, seguridad, protección 

Feedback : Consultas y observaciones 

Enlace permanente https://p.dw.com/p/45Y6Q 

 

https://www.dw.com/es/atlas-de-los-pesticidas-la-huella-de-un-negocio-tóxico-en-el-mundo/a-60428078 

 

---------------------------------------------------------------------- 

 

MEDIOAMBIENTE 

Estudio: la agricultura y sus pesticidas están matando más abejas de lo que pensamos 

Alrededor del 75 % de los cultivos mundiales que producen frutos y semillas para el consumo humano dependen de los polinizadores, como el cacao, el café, las almendras y las cerezas, según la ONU. 

 

En 2019, los científicos advertían ya que casi la mitad de las especies de insectos del mundo están en peligro y un tercio podría extinguirse a finales de siglo. 

En 2019, los científicos advertían ya que casi la mitad de las especies de insectos del mundo están en peligro y un tercio podría extinguirse a finales de siglo. 

 

La exposición a un cóctel de agroquímicos aumenta netamente la mortalidad de las abejas, una situación subestimada por las autoridades encargadas de regular la comercialización de estos productos, según un estudio publicado en la revista científica Nature. 

 

De acuerdo con la ONU, las abejas polinizan 71 de las 100 especies cultivadas que proporcionan el 90 % de los alimentos del mundo. En los últimos años, el colapso de las poblaciones de insectos polinizadores, muy vulnerables a los pesticidas, amenaza la producción agrícola. 

 

Múltiples agroquímicos aumentan la mortalidad de las abejas 

El estudio recoge decenas de investigaciones divulgadas durante los últimos 20 años. Se centra en las interacciones entre los agroquímicos, los parásitos y la desnutrición que afectan el comportamiento de las abejas. 

 

Los investigadores concluyeron que es probable que el efecto combinado de diferentes pesticidas y otros productos químicos sea mayor que la suma de los efectos de cada uno. 

 

Estas "interacciones entre múltiples agroquímicos aumentan significativamente la mortalidad de las abejas", señaló Harry Siviter, coautor del estudio, de la Universidad de Texas. 

 

"Si no se aborda esta cuestión y se sigue exponiendo a las abejas a múltiples factores de estrés antropogénicos dentro de la agricultura, se producirá un descenso continuado de las abejas y de sus servicios de polinización, en detrimento de la salud humana y del ecosistema", concluye el estudio. 

 

Amenazados por la agricultura intensiva 

En un comentario publicado también en Nature, Adam Vanbergen, del Instituto Nacional de Investigación para la Agricultura, la Alimentación y el Medio Ambiente de Francia, afirma que los insectos polinizadores se enfrentan a las amenazas de la agricultura intensiva, incluyendo productos químicos como fungicidas y pesticidas, así como a la reducción del polen y el néctar de las flores silvestres. 

 

El uso a escala industrial de abejas melíferas manejadas también aumenta la exposición de los polinizadores a parásitos y enfermedades. 

 

"Los reguladores deben considerar las interacciones entre los agroquímicos y otros factores ambientales estresantes antes de autorizar su uso", dijo Siviter a la AFP. 

 

Los resultados del estudio "muestran que el proceso regulatorio en su forma actual no protege a las abejas de las consecuencias indeseables de la exposición a múltiples niveles a los agroquímicos". 

 

Alrededor del 75 % de los cultivos mundiales que producen frutos y semillas para el consumo humano dependen de los polinizadores, como el cacao, el café, las almendras y las cerezas, según la ONU. 

 

En 2019, los científicos advertían ya que casi la mitad de las especies de insectos del mundo están en peligro y un tercio podría extinguirse a finales de siglo. 

 

Una de cada seis especies de abejas se ha extinguido a nivel regional en algún lugar del mundo. Se cree que los principales impulsores de la extinción de los polinizadores son la pérdida de hábitat y el uso de pesticidas. 

 

FEW (AFP, Nature) 

Fecha 06.08.2021 

Temas Abejas 

Palabras clave abejas, abeja, pesticidas, agricultura, matando, estudio, mortalidad, agroquímicos, alimentos, cultivos 

Feedback : Consultas y observaciones 

Enlace permanente https://p.dw.com/p/3yejX 

 

Fuente: https://www.dw.com/es/la-agricultura-y-sus-pesticidas-están-matando-más-abejas-de-lo-que-pensamos/a-58785271 

 

---------------------------------------------------------------------- 

 

FACTOR HUMANO 

Suiza: ¿libre de pesticidas? 

Una iniciativa suiza pretende prohibir completamente los pesticidas sintéticos. Pero ¿puede funcionar el sistema solamente con agricultura ecológica? Ecologistas, agricultores y empresas químicas no se ponen de acuerdo. 

 

Idílica vista sobre los prados de primavera en la ciudad de Davos, en el cantón de los Grisones, Suiza. 

¿Un mundo perfecto para Heidi? En la agricultura suiza convencional también se utilizan pesticidas y herbicidas. 

 

El viticultor Jean-Denis Perrochet llena el depósito de su tractor con leche diluida. Es lo que emplea para deshacerse de los hongos en las vides de su viñedo, cerca de la ciudad de Neuenburg, en el noroeste de Suiza. El sulfato de cobre, un pesticida orgánico, tampoco es bueno a largo plazo para el suelo, según el agricultor ecológico. 

 

Perrochet y su familia empezaron a trabajar exclusivamente con métodos de agricultura ecológica en 2012. No utilizan pesticidas químicos, herbicidas ni fertilizantes sintéticos. En su lugar, enriquecen el suelo con compost casero y eliminan mecánicamente las malas hierbas. 

 

"Trabajamos de forma más saludable. Esa es la ventaja de estos métodos. No esparcimos veneno”, dice Perrochet. "Antes, con las pulverizaciones sintéticas, existía la sensación de que no era bueno para la salud ni para el medioambiente”, señala.  

 

El viticultor ecológico Jean-Denis Perrochet hace girar a mano una prensa de vino histórica. 

El viticultor ecológico Jean-Denis Perrochet presenta su histórico lagar en la granja. 

 

"Por una Suiza sin pesticidas sintéticos” 

Perrochet admite que el cambio a la agricultura ecológica complica un trabajo ya de por sí difícil. Pero está convencido de que todos los agricultores pueden prescindir de pesticidas. Por eso, el viticultor y sus compañeros de campaña lanzaron en 2016 la iniciativa "Por una Suiza sin pesticidas sintéticos”. 

 

La prohibición no solo afectaría a los agricultores, sino también a los jardineros aficionados y a los ferrocarriles suizos, que utilizan herbicidas para eliminar las malas hierbas de las vías del tren. Los suizos deben decidir sobre la iniciativa en un referéndum el 13 de junio. 

 

Los pesticidas son un problema en Suiza desde hace tiempo. En 2019, un estudio del Instituto suizo de Investigación del Agua (conocido como EAWAG) sobre los residuos de pesticidas en las aguas subterráneas fue noticia. En particular, el fungicida clorotalonil superó varias veces los límites legales. La Oficina Federal de Seguridad Alimentaria (BLV, por sus siglas en alemán) declaró entonces a los medios de comunicación suizos que no había riesgo para la salud de la población, ya que las concentraciones medidas seguían siendo bajas a pesar de superar los límites. Sin embargo, el clorotalonil se prohibió en Suiza a principios de 2020 después de que la Unión Europea reevaluara el ingrediente activo y lo clasificara como potencialmente peligroso para la salud. 

 

Una máquina elimina las malas hierbas en los viñedos. 

En sus viñedos, Perrochet no utiliza ningún producto químico: las malas hierbas se eliminan mecánicamente. 

 

El estudio sobre el clorotalonil ha inquietado a muchas personas en Suiza. Además de la iniciativa sobre los pesticidas, también hay una iniciativa sobre el agua potable. En lugar de una prohibición total de los plaguicidas, propone poner fin a todas las subvenciones estatales a los agricultores que no se comprometan con métodos de producción sostenibles y ecológicos. 

 

"2x no a las iniciativas agrícolas extremas” 

A estas iniciativas se opone una alianza de asociaciones de agricultores y grupos de presión, que han unido sus fuerzas bajo el lema "2x no a las iniciativas agrícolas extremas”. Los gigantes de la química agrícola, Syngenta y Bayer, promueven los beneficios de los plaguicidas en una plataforma de internet específica y con campañas en las redes sociales. El gobierno suizo también se ha posicionado y aconseja a la población que vote en contra de las iniciativas. 

 

La iniciativa sobre los pesticidas tendría graves consecuencias, según Sandra Helfenstein, portavoz de la Unión Suiza de Agricultores. La producción nacional disminuiría, las importaciones aumentarían y con ello los precios de los alimentos. "Estos agentes se emplean porque hay enfermedades y plagas. No van a desaparecen de repente solo porque no queramos usarlos más”, explica Helfenstein. 

 

Personas en un barco sosteniendo carteles contra los pesticidas. 

Manifestación contra los pesticidas frente a la sede de Syngenta en Basilea, el 15 de abril de 2021. 

 

Los agricultores se sienten injustamente señalados y "golpeados” en el debate. Sin embargo, la agricultura mejora constantemente, según Helfenstein. De hecho, el uso de pesticidas sintéticos en Suiza ha disminuido un 40 por ciento en los últimos diez años. 

 

Lo positivo y negativo de los pesticidas 

El agricultor Thomas Wyssa cree que la eliminación total de plaguicidas sintéticos no funcionaría. "Ya tenemos problemas para producir coles de Bruselas suizas”, dice. Las coles de Bruselas se plantan en mayo y se cosechan en noviembre. Las plantas tienen que enfrentarse a insectos, enfermedades y al clima durante el largo periodo de cultivo. A Wyssa le gustaría que el público comprendiera mejor cuándo y por qué son necesarios los pesticidas. "No queremos envenenar a nadie. También comemos nuestras propias verduras”, dice. 

 

La agricultura intensiva con plaguicidas protege a las plantas de plagas y enfermedades, aumenta el rendimiento y permite alimentar a más personas que nunca antes en la historia de la humanidad. Pero a menudo se hace a costa del medioambiente. 

 

Esto se debe a que los plaguicidas tienen un efecto negativo sobre los insectos, ya sea porque los dañan directamente, o indirectamente porque eliminan las malas hierbas indeseables que son fuente de alimento y refugio para ellos. Si disminuyen los insectos, también lo hacen las aves que se alimentan de ellos. 

 

Un tractor rociando pesticidas en un campo. 

Los pesticidas y herbicidas facilitan el trabajo de los agricultores. 

 

Además, los productos químicos rara vez permanecen en los campos donde se rocían. El viento y la lluvia esparcen los plaguicidas por ríos, lagos y otros hábitats, y los estudios demuestran una disminución extrema de la biodiversidad en los límites de las tierras de cultivo. 

 

También se sospecha que algunos plaguicidas causan daños a largo plazo en la salud humana. Los estudios demuestran que los agricultores son más propensos a padecer enfermedades como el parkinson y algunos cánceres como el linfoma de Hodgkin que la población media. En Francia, la enfermedad de parkinson está reconocida ahora como una enfermedad laboral para los agricultores. 

 

Las deficiencias de la agricultura ecológica 

Los científicos se preguntan si es posible prescindir por completo de los pesticidas sintéticos y, a su vez, garantizar la seguridad alimentaria mediante la agricultura ecológica. Agroscope, el centro de investigación de la Oficina Federal de Agricultura de Suiza, ha investigado qué pesticidas sintéticos de alto riesgo podrían ser sustituidos. Algunos de estos pesticidas podrían eliminarse fácilmente, pero no todos, concluye el estudio. Los viticultores y fruticultores tendrían pocas dificultades para adaptarse, pero el cultivo de la remolacha azucarera, el maíz y la colza sería extremadamente difícil, si no imposible. 

 

De media, la cosecha en la agricultura ecológica es un 15 por ciento menor que en la convencional, según un meta-análisis publicado en la revista Nature. Un cambio a la agricultura puramente ecológica requeriría más tierra para compensar los rendimientos más bajos. 

 

Arndt Feuerbacher, que investiga sobre agricultura sostenible en la Universidad de Hohenheim, afirma que hay que tener en cuenta que no todos los lugares son adecuados para la agricultura ecológica. "En algunas zonas hay problemas de erosión del suelo, por lo que la agricultura convencional permite más opciones”, explica Feuerbacher a DW. En la agricultura ecológica, se suele arar el suelo para eliminar las malas hierbas, mientras que en la convencional se eliminan con herbicidas, lo que supone menos trabajo para los agricultores y, por tanto, mayor rentabilidad. 

 

"El cien por cien ecológico es muy difícil de justificar desde el punto de vista económico, y tampoco tiene necesariamente sentido desde el punto de vista medioambiental”. Si con ello hay que importar más piensos de Brasil debido a la disminución de los rendimientos nacionales, los problemas simplemente se trasladan a otras regiones del mundo, según Feuerbacher. 

 

Huerto de una granja ecológica en Ifenthal, con la iglesia de Ifenthal al fondo. 

Incluso sin la prohibición de los pesticidas, cada vez hay más agricultura ecológica en Suiza, como aquí en Ifenthal. 

 

A pesar del mayor consumo de tierra, el cambio a una agricultura ecológica podría tener éxito si la gente comiera menos productos animales y desperdiciara menos alimentos, según los científicos. En la actualidad, cerca del 71 por ciento de la tierra cultivable del mundo se destina a la producción de alimentos para el ganado y solo el 18 por ciento se emplea para cultivar vegetales para el consumo humano. Al mismo tiempo, cerca de un tercio de todos los alimentos producidos no se consumen nunca, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). 

 

¿Cambio progresivo hacia una agricultura ecológica? 

En el camino hacia un futuro sin pesticidas, una pequeña comunidad del norte de Italia quiere pasar a la agricultura ecológica y fue noticia internacional en 2014. En un referéndum, el pueblo de Mals decidió prohibir el uso de pesticidas en todo su territorio. Solo se permitirán los plaguicidas biodegradables. Un tribunal acabó anulando la decisión después de que varios propietarios se opusieran. Pero el gobierno local planea apelar esa sentencia. 

 

Aunque actualmente los pesticidas no están prohibidos en absoluto, Koen Hertoge, uno de los impulsores del referéndum, ya observa un cambio de actitud a nivel nacional. "La gente se ha dado cuenta de que los pesticidas son un callejón sin salida. Cada vez más agricultores de la región se pasan a la agricultura ecológica y utilizan menos pesticidas”, señala. 

 

Lo mismo ocurre en Suiza. Una de cada seis explotaciones agrícolas del país es ya una granja ecológica certificada, según la organización que agrupa a la agricultura ecológica de Suiza, Bio Suisse. Y el número está creciendo. 

 

Las encuestas muestran que la prohibición de los pesticidas en Suiza tiene muy pocas posibilidades de ser aprobada. No obstante, activistas, como el viticultor Perrochet, esperan que el debate público sirva al menos para que los agricultores se replanteen la cuestión y la agricultura ecológica siga floreciendo, como en Mals. Y es que las investigaciones coinciden en una cosa: cuanto más ecológica sea la agricultura, mejor para la biodiversidad. 

 

(ar/ers) 

Fecha 11.05.2021 

Autor Katharina Wecker 

Temas Bayer, Global Ideas 

Palabras clave Alimentación y Agricultura, Biodiversidad, Pesticidas, Suiza, Referéndum, Agricultura Ecológica, Syngenta, Bayer, Global Ideas 

Feedback : Consultas y observaciones 

Enlace permanente https://p.dw.com/p/3tEuX 

 

Fuente: https://www.dw.com/es/suiza-libre-de-pesticidas/a-57494369 

 

---------------------------------------------------------------------- 

 

CALENDARIO AGROECOLOGICO 2022 

 

Enero 

* Sábado 1 de enero: Año Nuevo. Feriado 

Febrero 

*  2 febrero, Día Internacional de Los Humedales 

* 14 febrero, San Valentín Día de la Amistad 

* de febrero, BIO FACH 2021, Nuremberg, Alemania. La BioFach-Alemania, es la más antigua y principal feria internacional de productos ecológicos 

Marzo 

* 8 marzo, Día de las Naciones Unidas para los Derechos de la Mujer y la Paz Internacional  

* 15 marzo, Día Mundial del Consumidor. 

* 22 marzo, Día Mundial del Agua 

* 24 marzo, Día de Creación del Grupo WIE Perú del IEEE 

ABRIL 

* 1 abril, Día Mundial de la Educación 

* 7 abril, Día Mundial de la Salud 

* 11 abril, Día del Niño 

* Jueves 14 de abril: Jueves Santo. Feriado 

* Viernes 15 de abril: Viernes Santo. Feriado 

* Domingo 17 de abril: Domingo de Resurrección. Feriado 

* 22 abril, Día Mundial de la Tierra 

MAYO 

* Domingo 1 de mayo: Día del Trabajo. Feriado 

* domingo 8 mayo, Día de la Madre 

* 22 mayo, Día Mundial de la Diversidad Biológica 

* 27 mayo, Día del Idioma Nativo, el Quechua 

* 30 mayo, Día Nacional de la Papa 

* 31 mayo, Día del NO Fumador; Reflexión sobre los desastres naturales 

JUNIO 

* 5 junio, Día Mundial del Medio Ambiente 

* domingo 19 junio, Día del Padre 

* 21 junio, Día Mundial de la Lucha contra la Desertificación y la Sequía 

* 24 junio, Día del Campesino, Inti Raymi, feriado 

* Miércoles 29 de junio: San Pedro y San Pablo. Feriado 

* 30 de Junio, día nacional de los granos andinos: quinua, kañiwa, kiwicha, tarwi. 

JULIO 

* 6 julio, Día del Maestro 

* 11 julio, Día Mundial de la Población 

* Jueves 28 de julio: Fiestas Patrias. Feriado 

* Viernes 29 de julio: Fiestas Patrias. Feriado 

AGOSTO 

* 9 agosto, Día Internacional de las Poblaciones Indígenas. 

* 12 agosto, Día Internacional de la Juventud  

* 19 de agosto (1989-2022) Trigésimo tercer (33) aniversario RAE Perú 

* 22 agosto, Día Mundial del Folklore 

* 27 de agosto (2011-2022) Décimo primer Aniversario del Mercado Saludable de La Molina 

* Martes 30 de agosto: Santa Rosa de Lima. Feriado. 

SETIEMBRE 

* 1 setiembre, Día del Árbol 

* 12 setiembre, octavo aniversario de la Red de Ferias y Mercados Ecológicos 

* 16 setiembre, Día Internacional de la Preservación de la Capa de Ozono  

* 21 setiembre, Día Internacional de la Paz. 

* 23 setiembre, Día de la Juventud y la Primavera. 

OCTUBRE 

* Sábado 8 de octubre: Combate Naval de Angamos. Feriado 

* 15 octubre, Día Mundial de la Mujer Rural 

* 16 octubre, Día Mundial de la Alimentación 

* 19 octubre, (2007-2022) Décimo quinto aniversario de la Plataforma PERÚ País LIBRE DE TRANSGÉNICOS 

* 29 octubre, (2004-2022) décimo octavo aniversario de la Red Peruana de Comercio Justo y Consumo Ético 

NOVIEMBRE 

* Martes 1 de noviembre: Día de todos los Santos. Feriado 

* 7 noviembre, (2002-2022) vigésimo aniversario del Comité de Consumidores Ecológicos 

* 10 noviembre, Día del Libro 

* 17 noviembre, (1998–2022) Aniversario 24 del Grupo EcoLógica Perú 

* 20 noviembre, Día Universal de los Derechos del Niño 

* 25 noviembre, Día Internacional de la NO Violencia contra la Mujer 

* 29 noviembre, (1978-2022) el Centro IDEAS celebra su 44 aniversario 

DICIEMBRE 

* 1 diciembre, Día de la Prevención del SIDA 

* 3 diciembre, Día Internacional del No Uso de Agroquímicos.  

* 3 diciembre, Día nacional de la promoción de la Agricultura Ecológica.  

* 6 diciembre, (1999-2022) Vigésimo tercer Aniversario de la BioFeria de Miraflores. 

* Jueves 8 de diciembre: Inmaculada Concepción. Feriado 

* viernes 9 de diciembre: Batalla de Ayacucho. Feriado 

* 10 diciembre, Día de la Declaración de los Derechos Humanos 

* 14 diciembre, día del Cooperativismo Peruano 

* Domingo 25 de diciembre: Navidad. Feriado 

* 1 de enero 2021, feriado 

----------------------------------------------------------------------- 

----------------------------------------------------------------------------------- 

 

BIOCOMPARTIENDO # 03 - 2022 

¡ Por una vida sana y feliz, libre de transgénicos cancerígenos ! 

 

Domingo 16 de enero de 2022 

 

Editor: Fernando Alvarado de la Fuente 

 

EMAIL: biof...@hotmail.com 

FaceBook: Fernando Alvarado BioFerdi 

WEB: www.ideas.org.pe 

 

Miembro de 

  • Centro IDEAS 
  •  Red de Agricultura Ecológica del Perú - RAE Perú 
  • Consorcio Agroecológico Peruano - CAP 

---------------------------------------------------------------------------------- 

 

Política de Privacidad 

Este Boletín se envía respetando la Ley Nº 28493 y el Registro de Consumidores de Indecopi, "No gracias, No insista". 

 

Boletin_Co...@ideas.org.pe no es una dirección electrónica, para comunicaciones y comentarios envíe un email al contacto. 

Contacto: Fernando Alvarado de la Fuente 

E-mail: biof...@hotmail.com 

 

Ud. Puede solicitar la remoción de su email, el mismo que se cumplirá en un plazo no mayor de 48 Hrs, tal como lo dispone la legislación vigente. 

 

------------------------------------------------------------------------------------- 

 

 

 

 


Reply all
Reply to author
Forward
0 new messages